Sume creatividad y multiplique el éxito en la enseñanza

La expresión corporal de un mimo puede contrarrestar la aversión a las matemáticas. En el fondo, se trata de innovar en la educación.

Jorge Baxter y la experiencia de Plaza Sésamo

Temas:

Murray Monster aprende sobre robótica en Robo Fun School, y aparece junto a niños en segmentos enfocados en ciencias. Con su informalidad usual, Plaza Sésamo introduce conceptos sobre la naturaleza, ciencias, matemáticas e ingeniería a su audiencia meta de niños muy pequeños para leer. NYT Images Murray Monster aprende sobre robótica en Robo Fun School, y aparece junto a niños en segmentos enfocados en ciencias. Con su informalidad usual, Plaza Sésamo introduce conceptos sobre la naturaleza, ciencias, matemáticas e ingeniería a su audiencia meta de niños muy pequeños para leer. NYT Images

Murray Monster aprende sobre robótica en Robo Fun School, y aparece junto a niños en segmentos enfocados en ciencias. Con su informalidad usual, Plaza Sésamo introduce conceptos sobre la naturaleza, ciencias, matemáticas e ingeniería a su audiencia meta de niños muy pequeños para leer. NYT Images

Sume creatividad y multiplique el éxito en la enseñanza Sume creatividad y multiplique el éxito en la enseñanza

Sume creatividad y multiplique el éxito en la enseñanza

Tanya Chartier también ha enseñado teatro. CORTESÍA Tanya Chartier también ha enseñado teatro. CORTESÍA

Tanya Chartier también ha enseñado teatro. CORTESÍA Foto por: Senacyt

Dr. Tim y Tanya Chartier. CORTESÍA Dr. Tim y Tanya Chartier. CORTESÍA

Dr. Tim y Tanya Chartier. CORTESÍA Foto por: Senacyt

Infinito, topología, números impares, espacio físico, ecuaciones, trayectoria de proyectiles y... ¿un mimo?

Timothy Chartier gesticula y hace como si hubiera encontrado una soga en el piso que no puede terminar de jalar nunca de ninguno de sus extremos porque... es infinita.

Su compañera, Tanya, con una nariz roja de payaso, mide objetos con una cinta métrica y balancea un pliego de periódico y un plato que gira.

Con una varita en la mano, como si fuera la directora de una orquesta, va guiando los aplausos del público que ha asistido a esta “conferencia” sobre arte teatral y matemáticas, en la sede de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

El sonido sigue un patrón determinado. Y los patrones ayudan a entender el mundo. En un laboratorio, analizar patrones podría llevar a la creación de nuevas medicinas.

La pareja saca objetos geométricos y destapadores de cañería de una maleta. Tanya apaña una bola imaginaria en una bolsa de papel. A veces le llega más rápido o más lento, es más pesada o liviana. La audiencia, en la cual hay varios niños, escucha cuando la pelota “entra” en el cartucho.

En otro momento, Tim se desplaza adentro de una especie de tubo cilíndrico y flexible, como si fuera un slinky o un gusano. Su cara no se ve. “¿De qué lado está su cabeza?”, se preguntan los niños, antes de que el misterioso tubo “engulla” a Tanya.

Aunque los más pequeños se rían y piensen que es un juego, lo cierto es que, a través del silencio y la expresión corporal, Tim y Tanya Chartier están enseñando conceptos matemáticos.

LA ALEGRÍA DE APRENDER

Uno de los grandes retos para los educadores es captar la atención y el interés de sus estudiantes por los contenidos académicos. Tradicionalmente, las matemáticas han intimidado a muchas generaciones por considerarla difícil y porque no le ven la aplicación en la vida diaria.

“Cuando alguien dice que no le gustan las matemáticas es porque no ha trabajado con aquella que se ajusta a su forma de pensamiento”, explicó el Dr. Tim Chartier, profesor de matemáticas en Davidson College, Carolina del Norte (EU) y el mimo que ha sido galardonado con el premio nacional a la enseñanza por la Asociación Matemática de América.

Aunque el validador más importante es la nota que necesita el estudiante para aprobar un curso, la motivación interna y externa también importa en la enseñanza, comentó Tanya, quien tiene estudios en literatura inglesa, un posgrado en enseñanza de lectura y es especialista educacional en Davidson College.

“Si podemos forjar la motivación interna para que los niños disfruten las matemáticas, habremos conquistado algo. Soy maestra de lectura, un campo donde también hay problemas. Los niños pequeños se asombran cuando aprenden algo. Debemos continuar recordándole a la gente esa alegría de aprender. Me gusta que los niños desarrollen sus propios juegos basados en su conocimiento, porque si lo entienden, pueden hacer algo divertido”.

En las clases de lectura, Tanya lleva una bolsa con zapatos de ella y de su familia, los pone en el piso y se prueba varios. La idea es hacer una analogía entre los calzados, que no todos le quedan, y los libros. “Cuando se va a escoger un libro, es necesario encontrar el indicado para cada uno. No debemos esperar que lo que me funciona a mí, es bueno para otro. Así es en matemáticas y en lectura”.

Tim explica que en el aula, los actos teatrales permiten “conectar” al alumno con un contenido matemático específico, en forma divertida. Otras veces se hace para atraer a los chicos y liberar su mente, de forma que puedan aprender mejor en los siguientes 10 o 20 minutos. “A veces se nos olvida que el salón es un sitio de conversación, no solo de información”.

Los Chartier combinan sus trabajos regulares con presentaciones como esta, en el salón Coiba de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. Han viajado también a Holanda, Japón y Corea, para divulgar el mensaje de innovar en la educación.

CONOCER LAS APLICACIONES

Tanya, quien también ha dictado clases de teatro a nivel de secundaria, señaló que uno debe entender por qué hace algo y contarle a los chicos sobre las aplicaciones de las matemáticas en la vida diaria.

“Para mí, tener ejemplos visuales y entender las aplicaciones en el mundo real es crítico. Las matemáticas están alrededor de todo. Pensemos, por ejemplo, en el dinero. Los niños normalmente no están en contacto con el dinero hasta que empiezan a tener una mesada. Antes de que aprendan sobre porcentajes, pueden aprender que una parte del dinero es para dar, otra para ahorrar y otra para gastar, en diferentes cantidades”.

Otro ejemplo sencillo es cuando van a comer pizza. Se puede aprovechar el momento para hablarles de cómo se repartirán los pedazos y cuántos comerán cada uno (división, resta).

“Hay que decirles que sin las matemáticas no existirían los algoritmos, la internet ni las computadoras. Que piensen también en el cine”.

Los estudios Pixar, por ejemplo, tienen el sitio Pixar in a Box, donde se puede apreciar cómo los artistas usan las matemáticas, ciencias, informática y humanidades para crear efectos en las películas.

La analítica deportiva es otra aplicación de las matemáticas. Tim ha trabajado en este aspecto a nivel universitario y con la Asociación Nacional de Carreras de Automóviles de Serie (Nascar, por sus siglas en inglés).

Además de las iniciativas innovadoras, para los Chartier, en las aulas se debe fomentar un ambiente donde se reconozca que todos tienen fortalezas y debilidades, y donde los alumnos se apoyen entre sí.

Jorge Baxter y la experiencia de Plaza Sésamo

Durante décadas, el programa de TV Plaza Sésamo, dirigido a niños pequeños (preescolares) ha mantenido su enfoque en la educación. Canciones que enseñaban a contar, los conceptos como “alrededor”, “arriba”, “abajo”, etc., o la letra “B” al ritmo de “Let it be”, de Los Beatles, son inolvidables.

Más recientemente, la imagen de los muñecos peludos que cantan y hablan (muppets), característicos de este programa que se transmite en unos 150 países, han sido clave para desarrollar campañas de educación en salud.

Jorge Baxter tiene 20 años trabajando en temas de educación y en los últimos 7 u 8 años, se ha enfocado en la salud. En el Tech Camp Bogotá, realizado hace unos meses en Colombia, Baxter, director Regional de Sesame Workshop para América Latina, expuso sobre esta oenegé que está detrás de Plaza Sésamo y las campañas que hacían para concienciar sobre el zika, por ejemplo. En un video, Elmo y Raya recomiendan medidas para evitar las picaduras de los mosquitos.

La marca también ha servido para educar sobre la importancia del lavado de manos, en un proyecto global que comenzó en India, Nigeria y Bangladesh. “En salud, se necesita trabajar sobre lo que está funcionando y expandirlo. Estamos obsesionados con lo nuevo y a veces se confunde el fondo con la forma”, comentaba Baxter. “Hay que pensar muy bien en el fondo para diseñar proyectos educativos con impacto”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código