El clan Tuira

´Amar la música y vivir bien de ella es difícil´, dice Rómulo Castro, pero el grupo Tuira ha sabido encontrar la manera.

Rómulo Castro mira al pasado y recuerda: Tuira es la continuación natural del Grupo Liberación (1977-1983 / 1988-2001), “mi segunda formación musical, tras mi breve paso por Trópico de Cáncer en 1977”.

En la medida en que los miembros de Liberación “fueron priorizando trabajo y familia por sobre música, fueron retirándose de la banda e incorporándose a ella nuevos músicos profesionales. Ya hacia 2001 el único ´fundador´ que quedaba era yo, y decidimos cambiarle el nombre al grupo”.

¿Con qué objetivo musical se formó Tuira?

El mundo cambia, se revoluciona tecnológicamente, y ahí sigue la canción, íntegra e imprescindible. Una parte del asunto -apenas una parte, aunque la base de todo- es la composición. Lo que se hace con ella (o no) hasta que se canta, se graba, se difunde, solo se vuelve magia si te acompaña en el trayecto un buen grupo de amigos-músicos-talentosos. ¿Cómo reunirlo? ¿Cómo mantenerlo? Pues proponiendo cosas que a ellos les interese hacer y generando espacio para que participen en la propuesta.

¿Cuál es esa propuesta?

Tuira, como taller y propuesta, parte de la música que nos gusta escuchar y hacer (rock, jazz, salsa, folclore), y va sumándole otras sonoridades del mundo. En lo poético y conceptual, pues respetar la palabra, la idea, la identidad y el bien común tanto que se respeta al acorde innovador. No utilizarla de pretexto, sino como ineludible material de construcción propositiva.

Y luego están, creo, la honestidad o su ausencia: amar la música y vivir bien de ella es difícil. Pero -al menos para muchos de nosotros- es importante no renunciar al arte por la mera quincena; no plegarnos a la moda pasajera y al facilismo.

¿Qué destacarías de estos 15 años de existencia?

Por el Tuira han pasado más de 40 músicos talentosos. Pero hay una base fuerte entre sus fundadores (los que estaremos en concierto este viernes) que se mantiene al pie de la propuesta sobre la base de la amistad creativa. Pueden estar trabajando en Panamá (con la K-shamba, con Yaré o con Roberto Delgado) o fuera de Panamá (con Rubén Blades o con Emilio Estefan); pero siempre hacen tiempo para regresar al Tuira.

¿Es usual que una agrupación musical nacional logre tantos años juntos?

Es difícil, sobre todo si no se ha logrado el “éxito” en términos consumistas. Por eso mismo es significativo que sigamos juntos, disfrutando la amistad y las ganas de seguir haciendo buena música. Y no es que nos haya ido “mal” a secas: hemos grabado cinco CD con música propia, nos hemos presentado en más de 10 países, hemos participado (como compositores y músicos) en dos Premios Grammy.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código