El día a día conectado a internet

Numerosos objetos de uso diario ya cuentan con la capacidad de conectarse a internet para obedecer órdenes.

Temas:

Cada vez es más usual ver personas usando aparatos como gafas, pulseras y relojes con conexión a la internet. Cada vez es más usual ver personas usando aparatos como gafas, pulseras y relojes con conexión a la internet.

Cada vez es más usual ver personas usando aparatos como gafas, pulseras y relojes con conexión a la internet.

El día a día conectado a internet El día a día conectado a internet

El día a día conectado a internet

El día a día conectado a internet El día a día conectado a internet

El día a día conectado a internet

Un cepillo de dientes de la Startup Kolibree que, gracias a su conexión a la internet, es capaz de recoger datos sobre la eficacia o no del aseo bucal y enviarlos al celular o computadora para un cepillado más “inteligente”.

También está el tenedor tecnológico Hapi, de la empresa Hapilabs, que alerta cuando se ingieren los alimentos muy rápido sin la debida masticación o si ya se ha comido más de la cuenta de las calorías establecidas.

O la bicicleta electrónica de Ford compatible con el celular “inteligente”, para así suministrar información de la distancia recorrida, peso perdido o geolocalización en caso de un extravío.

Todos son aparatos presentados en las mayores ferias anuales de innovación tecnológica, como el International Consumer Electronics Show de Las Vegas, Estados Unidos, o el Mobile World Congress 2015 de Barcelona, España, y son ejemplos que ilustran el alcance actual de la “Internet de las cosas” y cómo esta tendencia ya se encuentra en el día a día de más de una persona.

La clave está en el sistema de sensores de los objetos o aparatos que captan la información del usuario (cuánto se ejercitó, qué alimentos comió, qué películas consumió, etc.) y ponerla a su disposición en su celular, computadora o donde se decida almacenarla.

SUPLEMENTO

Dionisio Guerra, editor del portal de tecnología y redes sociales TeclaaTecla.com, lo ve de forma clara: “El celular es un aparato muy útil, pero no cómodo en todo momento, como cuando hacemos deporte o vamos manejando, por lo que los equipos conectados se convierten en complementos perfectos para seguir teniendo acceso a información”.

Guerra ya ha probado dos de los productos insignia de “Internet de las cosas”, como el Google Glass y el Galaxy Gear, y “cumplen con lo que prometen” en sus campañas de promoción.

“El Gear, por ejemplo, más que un dispositivo en sí es un complemento para lo que ya hace el celular”, indica el comunicador y especialista en social media.

En las calles de Panamá, agrega Guerra, ya se ven algunos de estos artilugios.

Entre los más populares están las diferentes pulseritas “inteligentes” para hacer deporte, de distintas marcas y tamaños, y que recopilan y facilitan información de la actividad física del usuario e, incluso, a veces hasta la comparten en redes sociales, detalla.

También hay usuarios en el istmo con los Google Glass y el Galaxy Gear, agrega Guerra.

SEGURIDAD

Todo avance tecnológico tiene sus pros y contras, afirma Pablo Ramos, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica.

“Por un lado, se ha puesto en tela de juicio el riesgo a la privacidad que estos dispositivos pueden significar para el usuario y, por el otro lado, está la oportunidad de mantener un registro de datos hasta hace algún tiempo impensados”, indica.

Han existido y continuarán existiendo riesgos tanto para la tendencia de “Internet de las cosas” como para el resto de los dispositivos “inteligentes”, añade Ramos. “Hace 10 años, antes de que existieran los smartphones, el usuario común no hubiera pensado que en algún momento de su vida debería evaluar el instalar una solución de seguridad en su teléfono. En 2015 hemos visto investigaciones que demuestran que los smartphones se han convertido en un objetivo tentador para los atacantes, ya que concentran una gran cantidad de información como acceso a las redes sociales, contactos y cuentas de correo”, expone.

Con base en los hallazgos de los investigadores de seguridad digital, la fundación sin fines de lucro The Open Web Application Security Project publicó el primer Top 10 de vulnerabilidades para la “Internet de las cosas”, teniendo como algunos de los principales puntos la falta de conexiones seguras, cifrado de la información y métodos de inicio de sesión vulnerables, dice Ramos.

Entonces, queda en evidencia que todavía se tiene que hacer un gran trabajo en este campo, plantea Ramos, y agrega: “En los próximos años, nos acostumbraremos a convivir cada vez más con dispositivos interconectados entre sí y a la internet, esto presentará un desafío en materia de privacidad y seguridad informática”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código