10 mitos de la odontología del bebé

Fotolia. Fotolia.
Fotolia.

Mi bebé tiene fiebre y brotes en la piel porque le está  saliendo un diente.

Falso. Cuando al bebé le comienzan a salir los dientes de leche lo que puede ocasionar  es un babeo excesivo y brotes en piel  alrededor de la boca, puede presentar mayor  irritabilidad, dificultad  para dormir y   mayor necesidad de succión (con lo cual se llevan todo a la boca. De todas maneras si el bebé presenta algunos de estos síntomas es recomendable llevarlo al pediatra para descartar la presencia de una enfermedad causada por  virus o bacterias que coincidan con el episodio.

2

Los dientes de leche no se deben cuidar ya que eventualmente se caerán.

Falso. Nada más lejos de la realidad. Es muy importante enseñarles a los niños a que mantengan una buena higiene bucal,  ya que las muelas de leche no se caerán hasta los 10 años (¡o más!) y deben estar sanas para que los molares permanentes también lo estén. Para que tu bebé sea un adulto sin caries, lo mejor que puedes hacer es cuidar de sus primeros dientes. Hay que estar muy pendientes, en cuanto al bebé le salga su primer dientecito hay que limpiarlo regularmente dos veces al día, con una gasa humedecida, un cepillo de bebés o un dedal de silicona para mantener sana la boca del bebé.

La tardanza en la aparición de los dientes significa que el bebé puede tener 

alguna deficiencia  de calcio o retraso en su crecimiento. 

Falso. La edad en la que salen los dientes es muy variable.  Por lo general el proceso de la salida de los dientes de leche comienza entre el sexto y el octavo mes de vida y finaliza entre los 20 y los 30 meses, aunque puede haber excepciones. Se  han dado casos en que nacen niños con alguna pieza dental  o que los desarrollan en los primeros 30 días de vida.

4

Los primeros dientes  o dientes de leche no pueden tener caries. 

Falso. Todas las piezas dentales sean de leche o ya las fijas tienen la posibilidad de desarrollar caries si no se mantiene una buena higiene oral. Los bebés pueden sufrir de algo que se conoce como  caries de biberón, es la carie  que sale en dientes de leche por falta de higiene después de la toma  del biberón o ingesta nocturna de biberones endulzados sea con miel o algún producto que se añade. 

No es necesario visitar el odontólogo hasta que mi hijo vaya al colegio. 

Falso. Aunque parece un poco ilógico llevar a un bebé al odontólogo, es necesario coordinar una visita apenas salga el primer diente para poder  revisarle, aplicarle flúor de ser necesario y sobre todo para ir ganándose  la confianza de ese paciente para que sea más fácil atenderle en el futuro y detectar alteraciones, de ser necesario. 

No es necesario cepillarle los dientes a un bebé. 

Falso. Aunque el bebé no presente piezas dentales o apenas tenga un par, es necesario prestarle atención a su salud oral. Las madres deben estar pendientes del aseo de las encías del  bebé, limpiarles con una gasa húmeda para remover el exceso de leche que puede quedar en las encías, de esta manera también se evita que queden hongos o bacterias en la boca del infante. Ya cuando salga el primer diente es importante cepillárselo tres veces al día y sobre todo antes de dormir.  

No existe procedimientos para prevenir caries en niños. 

Falso. Las caries se pueden prevenir y evitar  desde que son bebés. Usando los cuatro pasos de higiene oral en los  niños (cepillo, hilo, enjuagues y crema dental con flúor) se logra disminuir las probabilidades de desarrollar caries. También apoyándose con el odontólogo,  que puede realizar ciertos procedimientos  como sellantes para las muelitas de leche, aplicación de flúor en todos los dientes, entre otros puede disminuirse la aparición de caries, obviamente todo esto complementado con  una buena técnica de higiene oral ayudará a reducir la aparición temprana de caries.

No importa qué crema dental use en mi hijo o bebé 

Falso. En el mercado se puede encontrar una gran variedad de productos de higiene bucal  dirigida a infantes y niños, importante saber elegir los productos adecuados según la edad de los niños. Las cremas dentales poseen concentraciones de flúor enfocadas por edad y no por el personaje que representan en el envase. 

Mi hijo tiene mucho espacio en sus dientes de leche y será un problema para los permanentes.

Falso. Todo lo contrario. Es una buena noticia que tengan espacio entre los dientes de leche, ya que estos son más pequeños que los permanentes, esto  permitirá mejor distribución de ellos al momentos de la erupción disminuyendo un poco la probabilidad de tener apiñamiento dental.

10 

Mi hijo se chupa el dedo  y eso dañará sus dientes. 

Falso. Si el bebé chupa su dedo no debemos preocuparnos. Son hábitos que en algunos casos los niños abandonan y en otros pasan a ser compulsivos. Lo que sí es cierto es que mientras no supere los cuatro años de edad con dicho hábito y el mismo no sea compulsivo, podemos trabajar técnicas con el profesional de la odontología para tratar de eliminar dicho hábito. Si persiste será indispensable colocación de aparatología para contribuir a desaparecer el mismo.  

La autora es odontóloga y cirujana dentista con diplomado en niños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código