Una tradición navideña

En más de una familia panameña es una tradición en el mes de diciembre representar en sus hogares el nacimiento del Niño Jesús.

Temas:

Una tradición navideña Una tradición navideña

Una tradición navideña

Figuras que recrean a la Virgen María y a José en la representación del hogar de Juan Carlos Jiménez. Figuras que recrean a la Virgen María y a José en la representación del hogar de Juan Carlos Jiménez.

Figuras que recrean a la Virgen María y a José en la representación del hogar de Juan Carlos Jiménez.

Jiménez comparte detalles de su montaje. Jiménez comparte detalles de su montaje.

Jiménez comparte detalles de su montaje. Foto por: Roberto Cisneros

Representación que asemeja la fiesta de la boda de la Virgen María y José. Representación que asemeja la fiesta de la boda de la Virgen María y José.

Representación que asemeja la fiesta de la boda de la Virgen María y José. Foto por: Roberto Cisneros

Gerardo Jaramillo muestra su nacimiento. Gerardo Jaramillo muestra su nacimiento.

Gerardo Jaramillo muestra su nacimiento.

Markela de Reyes junto a Luis Rodríguez construyen cada año su pesebre. Markela de Reyes junto a Luis Rodríguez construyen cada año su pesebre.

Markela de Reyes junto a Luis Rodríguez construyen cada año su pesebre. Foto por: Gabriel Rodríguez

Detalles del nacimiento de Markela de Reyes. Detalles del nacimiento de Markela de Reyes.

Detalles del nacimiento de Markela de Reyes.

Representación del pesebre en casa de la familia Jaramillo. Representación del pesebre en casa de la familia Jaramillo.

Representación del pesebre en casa de la familia Jaramillo. Foto por: Luis García

En Panamá, como en otras latitudes, hay más de una familia que demuestra su devoción religiosa desde la práctica de una ancestral tradición: construir un nacimiento que recree la llegada al mundo del Niño Jesús.

Una de esas familias es la que encabeza el señor Carlos Alberto Jiménez, quien empezó esta costumbre hace 28 años, cuando se casó con su esposa Susana Rodríguez.

Jiménez adoptó este ritual de su abuela, que vivía en el interior del país y recuerda cómo ella alumbraba su nacimiento con una lámpara de querosín.

Hoy día él conserva una oveja de yeso de aquel nacimiento de su abuela.

Esta representación de Jiménez se toma más del 50% del portal de su casa y contiene alrededor de 215 piezas, calcula mientras manifiesta emocionado que este año sus hijos le agregaron al montaje un cielo hecho por ellos mismos.

En otro punto de la provincia de Panamá, y con la misma pasión que Jiménez, está la señora Markela de Reyes, quien pone en su residencia un nacimiento desde hace poco más de 50 años y que está compuesto por unas 190 piezas.

Su esposo, quien falleció hace siete años, era el encargado de hacer todo el montaje con la ayuda del señor Luis Rodríguez, quien siempre les colabora en esta faena. “Luis hace el nacimiento con los ojos cerrados”, dice sonriente la señora de Reyes.

De inmediato Rodríguez resalta un punto sobre las piezas existentes: “y eso que había más imágenes, pero se han reducido con el transcurrir de los años”.

Desde el mes de octubre ambos empiezan a planificar el montaje del nacimiento, que ocupa todo el comedor.

Por esa línea va Gerardo Jaramillo, quien durante los últimos 50 años en su casa nunca ha faltado un nacimiento.

A pesar de que ahora es más pequeño, pues cuenta con unas 100 piezas, asegura que “lo seguiré colocando hasta que Dios me lo permita”.

Para el historiador y sociólogo Milciades Pinzón la costumbre de construir pesebres o belenes se le atribuya a San Francisco de Asís, cuando hizo uno en la Navidad del año 1223.

Desde entonces, ha evolucionado según la época y la cultura que le da cobijo, añade el especialista.

Sobre el nacimiento de Jesús

Tener en casa la representación del nacimiento del Niño Jesús es una costumbre de años, una herencia que les dejaron sus padres y abuelos y, sobre todo, un acto permanente de fe.

Markela de Reyes, Juan Carlos Jiménez y Gerardo Jaramillo son un ejemplo de ello, pues al llegar diciembre en sus agendas no puede faltar el montaje del nacimiento en sus residencias, una faena que les puede tomar varios días, pero que siempre hacen con gusto.

¿Qué significado tiene seguir esta tradición? “Soy católica y este es la fiesta más grande: el nacimiento del Niño Jesús, el salvador y el fundador”, expresa la señora de Reyes.

De igual forma, en el hogar del señor Jiménez se revive la llegada del Hijo del Hombre y es para él una alegría compartir el nacimiento del Niño Jesús con otras personas.

También es una forma de recordarle a los demás “que Jesús vino para darnos vida y con esta representación lo que hacemos es recordar su nacimiento”, expresa.

Por eso, Jiménez enseña a quien desee oír pasajes bíblicos como el anuncio del Ángel a la Virgen María hasta cuando el rey Herodes quiso matar a Jesús.

“Sinceramente vivo la Navidad. Es algo que tengo arraigado desde niño y que le he inculcado a mis hijos. Ellos desde chicos participan en el montaje del nacimiento”, añade.

Para Jaramillo, la recreación del nacimiento de Jesucristo “es la parte más bonita y medular de la Navidad”.

El historiador y sociólogo Milciades Pinzón comenta que esta tradición ha logrado mantenerse en muchos hogares a lo largo de las centurias, con un cierto mayoritariamente aire rural en la representación plástica del hecho.

FAENA CON AMOR

Para cuando ocurre el Día de la Madre, el 8 de diciembre, en los tres hogares visitados ya tienen listo sus respectivos belenes, los cuales contienen decenas de piezas entre personajes y figuras de animales.

No es una labor sencilla, admiten, pero los años de experiencia hacen menos pesada la faena.

En cuanto al desarme del nacimiento puede darse en diferentes fechas, dicen.

Por ejemplo, Jiménez lo hace después del 14 de enero, porque según la tradición en esa fecha es cuando presentan a Jesús en el templo, asegura.

Por su parte, la señora de Reyes deja su pesebre hasta el 2 de febrero, ya que ese día es cuando el Papa bendice todos los nacimientos del mundo.

En tanto, la costumbre en el hogar de Jaramillo es quitar el nacimiento el 7 de enero, un día después del Día de Reyes, ya que su mamá le enseñó que se debía hacer después de esta fecha porque los Reyes Magos ya habían encontrado y adorado al Niño Jesús.

MATERIALES

Los materiales para confeccionar un nacimiento, a parte de las figuras de personas y animales, son variados y dependen de la creatividad de cada hogar, coincidieron los consultados.

En este apartado, se puede utilizar desde cartones, cortezas de los árboles, telas, papel manila, musgos, arena, pencas, cajetas, entre otros.

Algunos de los nacimientos contienen castillos y casas confeccionados con madera y elaborados en los propios hogares, como es en el caso del señor Jiménez.

Otros son hechos con cajetas de perfumes o de zapatos, cuenta la señora de Reyes.

En el caso de las figuras que representan a la Virgen María, José, el Niño Jesús, los Reyes Magos, el Ángel y Herodes, entre otros, las adquieren tanto en tiendas de la localidad como en el extranjero, cuentan.

El costo de estas piezas varía dependido del tamaño y su procedencia, cuenta Jaramillo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código