SOFÍA CARLES

Camino al oro

Temas:

Camino al oro Camino al oro

Camino al oro Foto por: Roberto Cisneros

El golpe con los pies y piernas es vital para el combate. El golpe con los pies y piernas es vital para el combate.

El golpe con los pies y piernas es vital para el combate. Foto por: Roberto Cisneros

En el gimnasio de muay thai Sofía Carles golpea el saco con una patada que casi supera su tamaño. Ella entrena porque tiene previsto pelear de vuelta el próximo 2 de septiembre, solo hace unos días estuvo en el Mundial de Grecia, donde ganó una medalla de oro.

La peleadora es arquitecta de profesión, tiene 33 años de edad y nació en Portugal, donde comenzó a practicar este rudo deporte.

Hace seis años vino a radicarse a Panamá, una tierra que conocía muy bien debido a que su madre es oriunda de Coclé, donde cada verano venía a pasar vacaciones en casa de sus abuelos.

Tan pronto llegó, de inmediato comenzó a entrenar en el gimnasio Panamá Muay Thai Academy, ubicado en Panamá Viejo, bajo las órdenes de Gianni Carriello, un atleta que también practicó el deporte de origen tailandés.

Hizo sus pininos en el muay thai en su país natal, cuando estudiaba en la Universidad de Lisboa. En Portugal además era una apasionada de la doma de caballos.

Carles no ha parado de entrenar desde que llegó de Grecia, donde ganó el título en la categoría de menos 55 kilogramos del Mundial del ISCA (International Sport Karate and Kickboxing Association), un campeonato que en esta ocasión fue para peleadores aficionados. También consiguió una de bronce en menos 54 kilos.

La campeona dice que es el máximo logro en su carrera deportiva, un galardón que además le ha servido de motivación para seguir perfeccionándose en esta disciplina.

Para ella el muay thai es un deporte completo y se enamoró de él por su informalidad, ya que no tiene tantos requisitos como otras artes marciales.

“En este deporte hay puntos por jerarquía de golpes, es decir, que un derribo del contrario y patadas se califican mejor”, señaló la peleadora, que agregó que “se puede pegar también con los codos y rodillas. La categoría aficionada utiliza protectores en todas partes del cuerpo”.

Sofie, como también se le conoce a la atleta, destacó que en Grecia aprendió una lección muy valiosa, la concentración.

Relató que arriba del ring es complicado escuchar las recomendaciones del entrenador, “es una voz entre más de 300 gritando en diferentes idiomas, pero pude hacerlo y por ello me siento complacida”.

La campeona está de vuelta en el gimnasio y asegura que necesita seguir entrenando para crecer en este deporte, no para vivir de esto; sino para comprender sus principios, basados en los valores de amistad.

A esto se debe que Carles comente que entre sus compañeros no existe el celo deportivo, “todos se alegran por los logros alcanzados”. “Es una gran familia, somos como niños que nos gusta el deporte que practicamos”, añadió.

¿Es difícil este deporte? “Se necesita respetar lo que haces”, responde. “Tengo que correr, trabajar, entrenar y cocinarme mi propia comida, como todo en la vida, se necesita de sacrificios para poder llegar a la victoria”.

Entre sus gustos destaca el sabor del brócoli y la pasión por las aves, a eso se debe que en su pierna izquierda tenga tatuado un gran pájaro.

No fuma, no toma alcohol, evita las carnes rojas con muchas grasas, come cada dos horas y bebe tres litros de agua durante el día. “Antes me veían raro”, bromea la panameña.

Mencionó que una clave para mantener el ritmo en este deporte, que intenta ser olímpico, es no dejar de entrenar. Por ello no se ha alejado del gimnasio. Para mejorar su técnica agregó a su rutina horas de boxeo con el entranador Edwin Asprilla, quien le enseña el popular estilo panameño de pegar y moverse.

“Esto me sirvió cuando peleé en Grecia. Mi última oponente era más alta que yo y la miré frustrada cuando recibía combinaciones y cuando intentaba responder ya no estaba”, señaló.

Carles encabezó la delegación de Panamá en el Mundial de Muay Thai celebrado en Atenas, Grecia, en donde participaron alrededor de 1,000 atletas de unos 40 países.

Panamá compitió con 12 atletas y logró 11 medallas, 1 de oro, 5 de plata y 5 de bronce.

Además de Carles con la dorada en los 55 kilogramos y el bronce en los 54 kilos, Panamá terminó con las preseas de plata por intermedio de Benedicto Chang en los 60; Rockman Chang en 67, Luis Arias en 70, Chistian Cárdenas en 71 y Carlos Peralta en 81 y con la de bronce de Erika Candanedo en 54, Rafael Joly en 67, César Monteza en 60 y Galo Macías en 63.

Carles evaluó como claves las pequeñas cosas que hace a diario para conseguir el título.

Se fundamentó“en la disciplina y la entrega, aunado a los entrenamientos y la buena alimentación, evitar el alcohol y las trasnochadas, lo que me permitió estar en las condiciones”.

Carles adelantó que su proyección es seguir con esta rutina y elevar su nivel competitivo para revalidar el campeonato en el próximo Mundial de 2018 en Tailandia.

La primera pelea de Carles fue contra la costarricense María Sánchez en 2014. De este combate recuerda que fue respetuoso y aclara que con sus oponentes siempre guarda amistad porque, “insisto, de cada oponente uno debe aprender”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código