Ganaderos panameños rechazan carne de Nicaragua

En Baisa se realizó ayer la primera ronda de negociación de 160 toneladas de carne bovina de Nicaragua. El precio ofertado fue de $1.45.

Una supuesta promesa presidencial puso de cabeza al sector agropecuario panameño el día de ayer, cuando se preveía que entraran al país las primeras importaciones de carne bovina nicaragüense sin pagar impuestos.

Según medios nicaragüenses, ayer debió ingresar a Panamá el primer embarque de carne de ganado bovino, luego que el presidente, Ricardo Martinelli, acordara con su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, abrir las fronteras panameñas a las exportaciones de carne libre de arancel y obviando las negociaciones en la Bolsa Nacional de Productos (Baisa).

De esta manera, la carne entraría directamente a los supermercados, sacando de competencia a muchos productores locales. Al menos esto es lo que denuncian los ganaderos panameños, quienes advierten que si ello ocurría se estaría pasando por encima del acuerdo bilateral entre Panamá y Nicaragua, suscrito en 2009 como parte del tratado de libre comercio con Centroamérica.

En este pacto se estableció que la importación de carne de res del país nicaragüense libre de impuesto se debe pactar a través de la Baisa, mecanismo al que ahora se oponen los exportadores de Nicaragua.

La “traba”, que sería eliminada según las autoridades nicaragüenses tras la promesa de Martinelli, fue motivo de celebración en el país vecino, pero Alberto Carles, gerente de la Baisa, señaló que ayer se realizó la primera de las nueve rondas establecidas para subastar las mil 710 toneladas de carne que corresponden a la cuota de 2012, según lo pactado en el tratado de libre comercio entre Panamá y Centroamérica.

Sin embargo, por las 160 toneladas correspondientes a la primera ronda de negocios no se logró cerrar las transacciones porque el precio ofrecido por los nicaragüenses era más alto que en el mercado local, dijo Carles.

Los ganaderos nicaragüenses habían expresado su inconformidad por las trabas comerciales que Guatemala, Honduras y Panamá le imponían a su carne bovina. En el caso de Panamá, los exportadores del país centroamericano indican que el problema radicaba en la aplicación de una ley antigua, según información publicada por El Nuevo Diario.

“Es una ley muy antigua que decía que toda importación que tenía cuota debía de ser subastada, pero eso ya se le explicó al Presidente (Martinelli), y él dijo que ordenaría que se quite eso”, señaló Alfredo Marín, presidente de Matadero San Martín, quien expresó que Panamá resulta un mercado interesante para cortes selectos de carne de bovino porque se obtienen mejores precios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código