PLANO URBANO

PLANO URBANO: Urgen los buses medianos

OPORTUNIDAD. Segun el BID en America Latina hay mas de 4 millones de ... OPORTUNIDAD. Segun el BID en America Latina hay mas de 4 millones de ...
OPORTUNIDAD. Segun el BID en America Latina hay mas de 4 millones de ...

OPINIÓN

Las calles y avenidas más amplias de Panamá son las que construyó el doctor Belisario Porras en La Exposición, hace exactamente un siglo. El resto de las calles han sido, como dirían los mexicanos, “muy mucho” más mezquinas.

La ciudad de Panamá bien necesitaba un sistema de autobuses nuevo mientras se construía el Metro que prometió el Presidente y que estamos inaugurando. Ignoro con qué criterio y con cuáles especificaciones se contrataron los que tenemos. No creo que en la selección de estos automotores hayan participado arquitectos o ingenieros de transporte, profesionales que tenemos que lidiar con los radios de giro de cada tipo de vehículo.

Los buses que trajo la empresa Metro Bus han resultado demasiado largos para la ciudad de Panamá. Ellos solo funcionan con eficiencia en avenidas como la Justo Arosemena, avenida Cuba, Perú y vía Central-España, pero cuando tienen que realizar un giro, como el que les toca efectuar en la esquina de vía España con calle 43, donde se tumbaron los restos del teatro Bella Vista que tanto conocimos los mayores, ahí fue Troya.

Donde un auto sedán y una camioneta 4x4 corriente pueden dar la vuelta sin ninguna dificultad, resulta que los Metro Bus terminan trepándose en la acera, razón por la cual siempre encontramos “achurradas” o rotas las láminas traseras. Claro que bien sé que esos conductores son los que aprendieron sus mañas con los diablos rojos, por lo cual poco cuidan los vehículos que manejan, pero recordemos el dicho de la abuela que bien se aplica aquí: “El niño que es llorón y la mamá que lo pellizca”.

Pienso en una imagen que no quiero ver y es un patio lleno de Metro Bus destartalados.

El día jueves de la semana pasada tuve una muy interesante entrevista con el ministro de Obras Públicas, Jaime Ford, en compañía del ingeniero civil Ulises Lay.

El ministro, hombre de trato sencillo y muy cordial, estuvo acompañado del ingeniero Carlos Ho, funcionario encargado de proyectos especiales del Ministerio de Obras Públicas (MOP), lo que nos facilitó transmitirle algunas preocupaciones sobre la necesidad de incluir en los planos del ensanche de la carretera Santiago - David, un pequeño detalle de drenaje que impediría que, con el ensanche, quede tapado el actual drenaje de la carretera. Es una preocupación constante en los diseños de carreteras el tema de las corrientes subterráneas por representar un gran peligro para su existencia.

La ocasión fue propicia también para conversarle al ministro sobre la conveniencia que sería, para el gobierno que termina y el que comenzará, la utilización del sistema de contribución por valorización, debido al notable incremento de valor que producen ese tipo de obras tan impactantes, a las fincas adyacentes. Esta fórmula podría resolver el financiamiento de innumerables obras ya programadas. Del intercambio de conceptos entre nosotros participantes, surgió la idea de una reforma a la Ley respectiva y acordamos un método de aproximación para eliminar obstáculos encontrados. Resulta satisfactorio encontrar un funcionario dispuesto a escuchar historias de personas mayores que han vivido otras experiencias y con resultados positivos.

Por fina atención del ministro Ford, fui invitado con el ingeniero Lay a la inauguración de la cinta costera 3, que ya habíamos visitado durante el proceso de construcción. Esta obra, vista como una obra vial me parece bien realizada y ella producirá un gran impacto en el barrio de El Chorrillo y un gran aumento en los valores de las viviendas que ocupan, no todas de forma legal, ya que como bien dijo en su discurso un dirigente chorrillero: “Vamos a vivir en el mejor lugar del mundo, frente al Canal de Panamá”.

El ministro Ford aprovechó la ocasión para recordarnos que el contrato otorgado a Odebrecht incluía, no solo el viaducto marino sino también la nueva circulación de Panamá la Vieja, la adición de dos nuevos puentes para la cinta costera, el desmantelamiento de las líneas de alta tensión que teníamos a todo lo largo de las avenidas Manuel Espinosa Batista, Federico Boyd y avenida Balboa, que impedían la construcción de nuevos e imprescindibles puentes entre los edificios, nuevos en su mayoría, y la cinta costera.

Un tema aparte, del cual no sabemos mayor cosa, será la apreciación de si la construcción del viaducto marino nos hará perder o no el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad al Casco Antiguo de Panamá.

El Presidente anunció en el acto celebrado, el inicio de los trabajos de ensanche a cuatro carriles de la calle de acceso a la calzada de Amador, anuncio que no me causó ningún placer, sino desazón.

Creo que tanto exceso de construcción le hará perder el gran encanto a esa hermosa área de la ciudad. Con frecuencia, menos resulta en más. Esta es una de esas.

Volviendo al tema de los rellenos, mientras muchos panameños se desvelan preocupados por el aumento del nivel de los océanos, los gobernantes buscan dónde rellenar y reducir el espacio marino, impulsando hacia arriba su nivel.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código