sector agrícola

Siembra de granos, a la baja

El Estado ha desembolsado $7.3 millones en el pago de bonos de productividad hasta septiembre de 2015.
En el país se cultivan 45 mil hectáreas de arroz, producción que es insuficiente para abastecer un consumo anual de 8.5 millones de quintales. En el país se cultivan 45 mil hectáreas de arroz, producción que es insuficiente para abastecer un consumo anual de 8.5 millones de quintales.

En el país se cultivan 45 mil hectáreas de arroz, producción que es insuficiente para abastecer un consumo anual de 8.5 millones de quintales.

Siembra de granos, a la baja Siembra de granos, a la baja

Siembra de granos, a la baja

La producción de granos en el país fijó su recuperación en una ley aprobada el 22 de noviembre de 2013, pero los resultados indican que no se ha alcanzado el objetivo propuesto.

Después de casi dos años de su vigencia, la Ley de Granos no ha logrado una de las metas: reactivar la siembra agrícola local y así reducir la dependencia de alimentos importados.

La norma está enfocada en incrementar las áreas de cultivo y los rendimientos por hectárea sembrada.

Se establece el pago de un incentivo a aquel agricultor que incorpore nuevas hectáreas de arroz, maíz, poroto, frijol, sorgo, guandú, soya, cebolla, papa y tomate industrial (Ver tabla).

También promueve la multiplicación de semillas certificadas. El productor recibe un bono de productividad de tres dólares por cada quintal de semilla certificada que cultive y que esté validada por el Comité Nacional de Semillas. Hasta el momento solo se han pagado $187 mil en bonos a productores de semillas certificadas de arroz.

Sin embargo, en los dos últimos años la siembra de granos en el país ha ido en retroceso.

El cultivo de arroz -principal grano en la dieta de los panameños- pasó de 67 mil hectáreas en el ciclo agrícola 2013-2014, a 52 mil hectáreas sembradas en el período 2014-2015, y se estima que este año llegará a las 50 mil hectáreas, si el clima lo permite.

Actualmente en el país se cultivan 45 mil hectáreas de arroz, producción que es insuficiente para abastecer un consumo anual de 8.5 millones de quintales de arroz.

Igual panorama se percibe en el maíz. Pasó de 24 mil 892 hectáreas sembradas en el ciclo 2012-2013 a 19 mil 194 hectáreas en la vigencia 2013-2014. El período 2014-2015 cerró en abril pasado en 16 mil 172 hectáreas.

El 85% de la producción de maíz proviene de la provincia de Los Santos, y según los productores se pronostica que este año agrícola la caída en la siembra será mayor debido a la sequía que se registra en la zona agrícola de provincias centrales.

La reducción de las áreas cultivadas también se registra en el poroto, sorgo, papa, cebolla y tomate industrial, cultivos que integran el programa de incentivo a la producción de granos y otros renglones, también conocida como la Ley de Granos.

“Hemos tenido dos años difíciles donde la variación climática ha golpeado la actividad agropecuaria y la producción de granos está muy por debajo de lo que era la superficie de siembra”, manifestó Moisés Batista, director de la Dirección Nacional de Agricultura del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida).

El clima ha sido un factor muy limitante para lograr uno de los objetivos de la ley, que es incrementar las hectáreas de siembra, dijo el funcionario.

Los productores van un poco más allá de los efectos del clima y aducen que la crisis en el sector se debe a la falta de una adecuada planificación y política agropecuaria.

“Se requiere mayor investigación en la producción agrícola. El clima cada vez azota con mayor fuerza y los productores necesitamos semillas más resistentes al ataque de plagas y a la sequía”, dijo Rubén Zevallos, presidente de la Asociación de Productores de Arroz y Granos Básicos de Veraguas (Apave).

“Los problemas climáticos no son nuevos, pero mientras sigamos sembrando con las mismas semillas el agro está condenado a desaparecer”, advirtió el representante de la Apave.

Celestino Rivera, presidente de la Asociación de Productores de Tomate Industrial de Los Santos, reconoce que la Ley de Granos es buena, pero también aboga por el suministro de semillas más resistentes a la sequía.

La producción de tomate industrial en Los Santos está muy golpeada por el clima y para este año agrícola si acaso se sembrarán 100 hectáreas, 96 hectáreas menos que las registradas el año anterior, pronosticó Rivera.

Según el productor de tomate, el pago de un bono de productividad incentiva a los agricultores a mejorar sus métodos de siembra, pero el incremento de las hectáreas es más complicado porque la ley exige que sean tierras que no hayan sido cultivadas, y de esas quedan muy pocas.

La norma establece que se consideran hectáreas adicionales aquellas tierras que en los últimos tres ciclos agrícolas no han sido explotadas o sembradas con algunos de los cultivos que conforman el programa de incentivos.

Para recibir el beneficio, el productor debe estar registrado en la Dirección de Agricultura del Mida y tener más de un año inscrito en la base de datos de la institución.

Bonos de productividad

El Estado ha desembolsado $7.3 millones en el pago de bonos de productividad retroactivo al ciclo agrícola 2013-2014, cuando entró en vigencia la Ley de Granos.

La norma, además del pago de incentivo por nuevas hectáreas sembradas, contempla el apoyo a aquellos productores que logran mayores rendimientos en sus cosechas.

Del ciclo agrícola 2013-2014 se han tramitado mil 369 expedientes a cerca de 850 productores del país. El desembolso en bonos de productividad lo lidera el cultivo de maíz con $4.1 millones, seguido de arroz con $2.7 millones y el tomate industrial, en el que se han tramitado 67 expedientes por un total de $154 mil 893, según estadísticas de la Dirección Nacional de Agricultura.

Apenas están empezando a recibir la documentación del año agrícola 2014-2015. El atraso en los pagos, según Batista, se debe a que en algunos casos los productores no entregan los documentos con la firma correcta.

“Entregan facturas que no son legibles o la copia de la cédula está vencida”, indicó el funcionario.

Se espera que para el año agrícola 2014-2015 se reporten nuevas hectáreas cultivadas. “Si bien este es un instrumento que está orientado a fomentar la productividad, también requerirá que los productores mejoren sus métodos de siembra con sistemas de riego”, añadió Batista.

“Esperamos que la mayoría de los productores que optarán por el beneficio del área adicional contemplen el aspecto de riego, porque este mecanismo les garantizaría mantenerse en la actividad productiva y tendrán una producción más rentable a largo plazo”, dijo Batista.

Tanto los agricultores como las autoridades agropecuarias coinciden en que la disponibilidad de agua garantizará un incremento en la producción de alimentos en el país.

Agricultura en cifras

$2

en bono de productividad recibirán los productores de poroto que obtengan rendimientos por hectáreas superior a los 28 quintales.

$5

se les paga a los productores de papa y cebolla que obtengan rendimientos iguales o superiores a los 650 quintales por hectárea.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código