ATRASOS EN LA NUEVA TERMINAL DE PASAJEROS

Tocumen cita a subcontratistas

La construcción del edificio le terminará costando a Tocumen $878 millones, $199 millones más que la oferta original de Odebrecht.

Temas:

El sistema de equipaje de la nueva terminal de pasajeros de Tocumen tendrá capacidad para manejar 7 mil maletas por hora. A la fecha, la instalación registra un avance de 20%, y todavía no han iniciado los trabajos en el puente que conectará el proyecto con la terminal 1. El sistema de equipaje de la nueva terminal de pasajeros de Tocumen tendrá capacidad para manejar 7 mil maletas por hora. A la fecha, la instalación registra un avance de 20%, y todavía no han iniciado los trabajos en el puente que conectará el proyecto con la terminal 1.
El sistema de equipaje de la nueva terminal de pasajeros de Tocumen tendrá capacidad para manejar 7 mil maletas por hora. A la fecha, la instalación registra un avance de 20%, y todavía no han iniciado los trabajos en el puente que conectará el proyecto con la terminal 1. Gabriel Rodríguez

Faltan seis meses para que venza el plazo que tiene Odebrecht para entregar la nueva terminal de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Tocumen, pero algunas de las obras del proyecto ya tienen retraso.

En la adenda que firmó Tocumen, S.A. con la empresa brasileña por 92 millones de dólares el año pasado, esta se comprometió a entregar el proyecto el 21 de mayo de 2018, pero se prevé que el edificio de 116 mil metros cuadrados no estará listo hasta finales de septiembre de 2018.

Para determinar las razones del atraso que registran trabajos importantes como la colocación del techo, la estructura de vidrio que rodea el edificio conocido como “muro cortina”, el sistema de equipaje y el piso, Tocumen envió cartas a 10 de los 25 subcontratistas de Odebrecht para que participen en las reuniones de seguimiento que semanalmente hacen con los directivos de la firma brasileña.

También se invitó a participar en las reuniones a la firma inglesa Foster & Panthers, que confeccionó el diseño de la terminal.

Jairo Triana, vicepresidente de Ingeniería y Proyectos, quien ha llevado por parte de Tocumen la supervisión de la obra y fue una de las mentes detrás de los cambios que sufrió el diseño para hacer más funcional la estructura, explicó que la idea de invitar a los principales subcontratistas de Odebrecht es buscar entre todos acelerar el proyecto.

“Tocumen no puede interferir en el contrato que tiene Odebrecht con sus subcontratistas, pero sí queremos saber qué puede hacer el aeropuerto para agilizar la obra, y no llegar al punto de que nos pidan más dinero para terminar la construcción”, explicó.

Además del techo y el “muro cortina”, trabajos que debieron estar terminados hace más de un año, a Tocumen le preocupa la demora que registra la instalación del sistema de equipaje, arteria principal de cualquier aeropuerto.

Con una capacidad para manejar 7 mil maletas por hora a través de una red de rieles que estará conectada a la actual terminal, la instalación del sistema de equipaje tiene un avance de 20%.

Fuentes vinculadas con el proyecto señalaron que la empresa holandesa Vanderlande, ha enfrentando problemas porque el diseño que recibió por parte de Odebrecht no se ajustó al espacio construido para el mismo.

En este sentido, Triana comentó que no han recibido una versión oficial del atraso, y señaló que la principal preocupación es que Vanderlande no ha empezado la instalación del sistema en el edificio que unirá las dos terminales, porque Odebrecht no ha culminado de construir el puente.

Entre los cambios que se pactaron en la adenda 2 estaba la ampliación del puente conector, porque en el diseño original la estructura era muy pequeña.

En 2012, Tocumen adjudicó a Odebrecht la construcción de la terminal sur por 679.4 millones de dólares, pero al poco tiempo, el costo del proyecto se elevó en 100 millones de dólares, luego de que la pasada administración del aeropuerto anexó al contrato obras que no habían sido incluidas en el pliego de condiciones, pero que eran fundamentales para la operación de la terminal.

Con la adenda de 92 millones de dólares y el ajuste en costo de materiales establecido en el contrato, la construcción del edificio le terminará costando a Tocumen 878 millones de dólares, superando en 199 millones de dólares la oferta original de Odebrecht.

Todavía falta por techar el área central del edificio de 116 mil metros cuadrados. Expandir Imagen
Todavía falta por techar el área central del edificio de 116 mil metros cuadrados. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Dentro de la adenda se eliminó el bono de cumplimiento anticipado de 6 millones de dólares por mes, si la compañía terminaba la construcción antes de la fecha establecida para la entrega.

En el contrato firmado en 2012 se estableció que este bono sería efectivo sin importar las adendas de tiempo que recibiera la empresa para finalizar la estructura.

“Lo que podía pasar es que le demos más tiempo y si ellos terminaban antes que venza la adenda, igual teníamos que pagarle pese a no haber cumplido con el contrato original”, indicó el vicepresidente de Ingeniería y Proyectos de Tocumen, S.A.

Pocas cuadrillas

El atraso que registra la instalación del techo (61% de avance, después de dos años de trabajo), ha impactado negativamente en la instalación del piso.

Para colocar los 40 mil metros cuadrados de piso se están utilizando 4 cuadrillas de trabajadores, y en opinión de Triana este número no es suficiente para cumplir con el plazo de entrega acordado.

“Es necesario asignar más personal, pero eso representa más costo para el subcontratista, que al final debe cubrir Odebrecht y no creo que quieran asumir ese cargo”, comentó.

Pruebas de campo

Con la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en enero de 2019, que atraerá a más de 600 mil personas al país, aumenta la presión para terminar lo más pronto posible la construcción de la nueva terminal de pasajeros de Tocumen, que actualmente registra un congestionamiento de aeronaves y personas en las horas de mayor tráfico.

Antes de entregar el proyecto, Odebrecht debe probar todos los sistemas y Tocumen debe hacer lo propio para recibir la obra.

Bajo el contexto actual todo apunta a que el contratista y Tocumen tendrán que hacer las pruebas casi de forma simultánea, y de surgir cualquier falla con los equipos habrá poco tiempo para maniobrar.

Adicional, los comercios que se instalarán en la nueva terminal necesitan al menos tres meses para acomodar sus espacios, esto sin contar instituciones como aduanas, migración y policía que ya pidieron cambios en el espacio asignado por Tocumen, pero estas modificaciones no se pueden hacer hasta que Odebrecht entregue el proyecto.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Sep 2018

Primer premio

6 2 5 4

BDAA

Serie: 19 Folio: 3

2o premio

2492

3er premio

0782

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código