SECTOR LOGÍSTICO

Una ley que carga competencia

La demora para retirar contenedores de los puertos y las restricciones de tránsito para las mulas son dos factores que frenan a la industria.

Temas:

Ante la demora para retirar un contenedor en las terminales portuarias en un día, los transportistas deben poner más camiones para atender a sus clientes. Esto genera más tráfico en los puertos y en las calles de la ciudad. Ante la demora para retirar un contenedor en las terminales portuarias en un día, los transportistas deben poner más camiones para atender a sus clientes. Esto genera más tráfico en los puertos y en las calles de la ciudad.
Ante la demora para retirar un contenedor en las terminales portuarias en un día, los transportistas deben poner más camiones para atender a sus clientes. Esto genera más tráfico en los puertos y en las calles de la ciudad. Archivo

Panamá nunca ha tenido un marco jurídico que regule el transporte de carga terrestre en el territorio nacional, un componente fundamental para distribuir el cargamento que llega por mar y tierra, y para posicionarse como un hub logístico competitivo y de clase mundial.

Hasta ahora. Los sectores público y privado iniciaron el proceso de reglamentar la Ley 51, publicada en Gaceta Oficial el pasado 29 de junio, con la que se aspira a que los actores involucrados en el sector hablen un mismo idioma. La falta de una ley que regule esta industria se torna paradójico, teniendo en cuenta que el Canal de Panamá, por el que transita el 5% del comercio mundial, tiene más de un siglo de vida.

Uno de los puntos clave de la legislación que señalan los transportistas es la regulación de la distribución de carga dentro del país, conocida como carga de cabotaje. Este sector ha reclamado que sus pares centroamericanos traen cargamento a Panamá y, en su regreso, dejan mercancía en otras ciudades panameñas.

“Solo aquí se ha permitido esa actividad, y por eso está contemplada. Es uno de los grandes avances con la Ley”, indica Antonio García, vicepresidente de la Asociación de Transportistas de Carga de Panamá (Atracapa).

Sobre la reglamentación, advierte que “es más importante que la misma ley, porque es la letra menuda. Tenemos que buscar que lo que se logre en la reglamentación sea óptimo para el sector”.

Para incentivar la productividad, la eficiencia del transporte de carga terrestre y la competitividad del sector, la Ley contempla aspectos como regulación y registro; tipos de vehículos y carga; permisos especiales de operación; peso y dimensiones; transporte de materiales peligrosos y productos agropecuarios; tránsito en las vías públicas; sanciones, entre otros.

Se prohíbe importar vehículos con 10 o más años de fabricación; se llevará un registro de los transportistas de carga que circulan por el territorio nacional; se requerirá de un seguro obligatorio para responder por daños a terceros; y en caso de avería de un vehículo que transporta materiales peligrosos deberá sustituirse en un plazo no mayor de 12 horas.

Asimismo, se prohíbe el estacionamiento de camiones que transporten materiales peligrosos o equipos pesados cerca de zonas residenciales, hospitales, escuelas, edificios públicos y en áreas densamente pobladas o de gran concentración de vehículos o personas.

En períodos de recolección agrícola, se definirán rutas e itinerarios por donde deberán circular las mulas que las transporten.

García añade que el sector recibe la Ley con “buenos ojos”: “Por primera vez tenemos un marco reglamentario que nos va a regular a partir de ahora. Que toda la industria de transporte de carga tenga las reglas de juego claras, porque hasta este momento cualquiera invierte, se compra un camión, se estaciona en su casa, no tiene patio y no paga impuesto. Esto es lo que busca la Ley”.

Ana Reyes, coordinadora del Gabinete Logístico, explica que ya se realizaron dos talleres con las instituciones involucradas en la actividad, como la Autoridad de Transporte y Tránsito Terrestre (ATTT), la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA), el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA). Esta semana se inicia el proceso con el sector privado: “Hay que hablar de oportunidades para elevar la competitividad”.

COSTOS

Los barcos y aviones traen la carga que luego se concentra en sus terminales; los camiones la recogen y la distribuyen. El proceso parece simple, pero es en esta parte de la cadena donde surge una problemática que impacta tanto a la competitividad logística del país como al tráfico de la ciudad y a la calidad de vida.

“Esta industria tiene muchas dificultades. Tenemos muchos problemas con las instituciones que tienen que ver con el nodo logístico”, advierte García. “Tenemos que priorizar cuáles son los temas que queremos arreglar”, agrega, y subraya que la falta de interconexión entre los puertos y los parques logísticos erosiona la competitividad y genera gastos de miles de dólares al sector privado.

El dirigente estima que, debido a que los camiones de carga no pueden transitar por el puente de las Américas y por las restricciones de horarios para hacerlo por el puente Centenario, esta industria pierde alrededor de $500 mil a $1 millón al día.

Y explica que existen dos factores que agravan la situación: la demora en los procesos en los puertos para retirar un contenedor y los más de $40 (ida y vuelta) que deben pagar los transportistas para utilizar los corredores.

“Tenemos, en promedio, de cuatro o cinco horas en el puerto de Balboa para sacar un contenedor (...) Si tuviera que sumar la entrega de un contenedor en el centro de la ciudad, saliendo de Balboa o Colón, toma una jornada de seis horas por un contenedor”, apunta García. Si los procesos fueran más fluidos, continúa, este proceso tomaría menos de tres horas. “Para atender a mi cliente debo meter más camiones, y eso genera más tranque”.

Rommel Troetsch, expresidente de la Cámara Marítima de Panamá, expone que hay “quejas reales de los transportistas” en cuanto a la demora para liberar un contenedor en los puertos panameños.

Indica que existen casos en los que un camión puede esperar hasta 12 horas, por los distintos pagos que se deben realizar a las instituciones y los servicios portuarios, la acumulación de mulas que llegan a buscar la carga en horas pico, o por situaciones como que un contenedor no se encuentra en el espacio designado.

Según Troetsch, esta problemática podría aliviarse con un sistema de pago electrónico, para lo que existe una iniciativa que podría comenzar en enero de 2018, y un sistema de reservas para recoger los contenedores.

En relación con la interconexión, Atracapa apunta que la habilitación de la carretera de Borinquen, que usó la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) durante las obras de ampliación y que uniría a la vía Centenario con la Interamericana, no solo acortaría tiempos, sino que estimularía la actividad con el puerto de PSA y de Panamá Pacífico.

De acuerdo con Troetsch, esta propuesta ya se discutió con la ACP, y se espera que para fin de año surja una respuesta al respecto. Es probable que la Autoridad cobre un cargo para utilizarla.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código