Seguridad alimentara, en riesgo

El millonario negocio de botar alimentos

Desperdiciar comida representa pérdida de mano de obra, agua, energía, tierra y otros insumos utilizados en la producción de esos alimentos.

Temas:

El millonario negocio de botar alimentos El millonario negocio de botar alimentos
El millonario negocio de botar alimentos

El despilfarro mundial de alimentos se tasa cada año en 940 mil millones de dólares. Un exceso en una época en la que 800 millones de personas padecen hambre, advierte la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Este fenómeno mundial impacta a unos países más que a otros, pero en todos responde a causas muy parecidas. Básicamente es el resultado de una conducta del consumidor, que compra de forma exagerada alimentos que no ingiere o que no necesita. Estos mismos consumidores rechazan los productos agrícolas que no lucen perfectos y los cuales no creen aptos para llevarlos a casa.

También influye en este fenómeno la falta de equipos y tecnología adecuada para la cosecha, procesamiento, almacenamiento y cadena logística.

En Panamá, aunque no se cuenta con cifras oficiales, se calcula que solo en el Mercado Agrícola Central de Panamá (Mercado de Abastos) se pierden 30 toneladas de alimentos todos los días.

La cifra equivale a 10 mil 950 toneladas métricas de comida que se tiran a la basura al año, mientras que el 19% de la población panameña es pobre.

“Desperdiciar comida significa malgastar el agua, la energía y la tierra que se usaron para producirla y distribuirla”, asegura Yolanda Kakabadse, coordinadora de la Alianza para la Resiliencia Climática Rural de América Latina.

“El principal problema del desperdicio de alimento es por ignorancia. La gente no lo hace porque es mala, sino porque no sabe calcular la cantidad que debe comprar”, dijo Kakabadse.

Hay que educar al consumidor de que los alimentos feos son igualmente nutritivos y ricos, asegura la especialista.

A través de los gobiernos, e impulsadas por los diputados, se pueden establecer leyes para generar incentivos a los mercados que trabajan en alianza con las organizaciones para entregar la comida un día antes de que caduque. De esta forma, las empresas no están perdiendo, por el contrario, ganan reputación y ayudarán a crear una cultura diferente, recomienda la experta en temas alimenticios.

“Los diputados son los que deben obligar al Ejecutivo a que se revisen los criterios para permitir regalar la comida que está próxima a caducar. Se trata de replicar modelos para reducir la pérdida de alimentos”.

Está comprobado que al invertir $1.00 en frenar el desperdicio de alimentos, se recuperan como mínimo $7.00 y hasta $80 en empresas que producen alimentos.

“El desperdicio de alimentos tiene que ver con nuestra economía familiar y de la región. Gran parte de los efectos del cambio climático se debe a la destrucción de los ecosistemas”.

El Consumer Goods Forum, una agremiación que asocia a los principales retailers y fabricantes del mundo, trabaja en la región para reducir este fenómeno en la cadena productiva.

Son más de 400 empresas que integran el gremio, entre ellas Procter & Gamble, Unilever, Johnson & Johnson, Coca-Cola y Grupo Rey, en Panamá.

“En Panamá trabajamos con Grupo Rey y todas las transnacionales para empezar a cuantificar las pérdidas en producción, comercialización, transporte, y también en los hogares”, manifestó Erika Rodríguez, gerente regional para Latinoamérica del Consumer Goods Forum.

“Actualmente no tenemos la segregación de las cifras de pérdida de alimentos y sin ellas es muy difícil medir los efectos en la economía y en el ecosistema”, dijo Rodríguez.

Este año se aliaron con la FAO, a la Red Global de Bancos de Alimentos, el World Resources Institute y al Banco Interamericano de Desarrollo para reducir la pérdida y desperdicios de alimentos en la región a través de la plataforma #SinDesperdicio.

La plataforma se sustenta en aplicar tecnología para la reducción de pérdidas y desperdicios a lo largo de toda la cadena. Desde la producción hasta el consumo.

La dinámica incluye promover leyes, políticas y programas que faciliten la reducción de pérdidas y desperdicios. Desarrollar estudios y análisis sobre las fallas de mercado que explican el fenómeno y promover cambios de comportamiento entre productores, consumidores y todos los actores de la cadena. “Solo así podremos alcanzar la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que apunta a reducir a la mitad, para el año 2030, el desperdicio per capita de alimentos y las pérdidas en las cadenas de producción y distribución”, dijo Rodríguez.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código