POLÍTICAS SOCIALES

Abogar por una niñez sin violencia: Julio Murray

Hace 25 años, Panamá ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño y se comprometió a garantizar que todo niño o niña disfrutara de sus derechos. En el transcurrir de este tiempo, muchos han sido los cambios positivos en la vida de la niñez y la adolescencia: Se redujo la mortalidad infantil, la desnutrición y se mejoró el acceso a la educación primaria, entre otros.

Sin embargo, todavía tenemos desafíos y retos, como reducir la violencia, el abuso y el maltrato que los afecta.

En Panamá, actualmente el 44% los niños (as) son disciplinados, de manera violenta, en sus hogares, y a esto se le suma que en América Latina y el Caribe, entre el 50% y 70% de ellos ha sido víctima de violencia en las escuelas.

El Día de la Oración y Acción por una Niñez y Adolescencia sin Violencia se celebra cada 20 de noviembre desde 2008, coincidiendo con la celebración del Día Universal del Niño. Y en Panamá, los líderes religiosos nos unimos para pedirle a las autoridades nacionales que prioricen las políticas públicas que ayuden a reducir esa violencia que trunca el desarrollo de la niñez y adolescencia.

Ellos tienen el derecho de vivir, crecer y educarse en entornos en que los golpes, gritos y los maltratos no sean parte de su vida diaria. Debemos escucharlos, porque son afectados debido a la violencia en las escuelas, en sus comunidades y en sus hogares. Trabajemos juntos, autoridades nacionales, gobiernos locales, sociedad civil, líderes religiosos y medios de comunicación para forjar un mejor futuro y construir un país que se desarrolle en plena equidad social.

Como líder religioso, le pido a las madres, padres, maestros y profesores, a los líderes comunitarios y, en especial, a los tomadores de decisión, que busquemos una solución que nos garantice la protección integral de la niñez y la adolescencia.

Este sistema de protección debe exigirle a cada institución del Estado ejercer un rol bien definido para garantizar los derechos de cada niño y niña.

Panamá es uno de los dos países de la región, junto a Chile, que no cuentan con un sistema de protección integral de la niñez. Ese sistema permite dar una respuesta integral a los miles de niños (as) y adolescentes que a diario son víctimas de múltiples formas de violencia.

El pasado mes de septiembre, Panamá se comprometió con una nueva agenda de desarrollo sostenible y, como nación, debemos trabajar juntos para poner a los niños (as) en el centro de las políticas sociales.

Cuando invertimos en este segmento de la población (incluidos los jóvenes), garantizamos que el desarrollo social y económico sea sostenible en el tiempo, porque ellos serán nuestros futuros líderes y empresarios. Como país, estamos en la obligación de proveerles todas las herramientas para su desarrollo, justo ahora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código