EDUCACIÓN SUPERIOR

Configuraciones mentales mediatizadas y pensamientos conscientes: Eric Santamaría Vallejos

La Universidad de Panamá (UP), en sus 80 años de vida institucional, y su consecuente producción en la formación de recurso humano dentro de un proyecto de nación, es soslayada por apreciaciones de mucha intensidad por parte de dos grandes frentes, a saber: “el político” y “el mediático”.

En lo político, las decisiones de posturas ideológicas partidistas y de mercantilización que se asuman en determinado momento coyuntural (correctas o no) son factores de riesgo a considerar, porque pueden incidir tremendamente en la buena marcha de una organización o sistema o, por el contrario, obstaculizarlo.

Lo mediático, no obstante y sin menoscabo de lo político (ya que se asocian), se enfoca más que en la descomposición de una imagen, al desprestigio oportuno de la imagen en crisis de credibilidad o, por el contrario, a la conformación de una visión que sea socialmente aceptada.

Conductas mediatizadas del qué se dice, cómo se dice, en qué contexto se dice, cómo se percibe y cuánto de lo que se dice es verdad, obligan a tener en cuenta las configuraciones mentales de muchos panameños.

El propio proceso de la configuración mental de quienes asumen dichos cuestionamientos o acuerpan esas conjeturas, no son otra cosa que el reflejo de lo que lo mediático pretende que la sociedad crea.

La conciencia, como una aptitud dentro de una sociedad transdisciplinaria, es una expresión de pensar, asumir, actuar y valorar “conscientemente”. Es un requerimiento atender las siguientes interrogantes: ¿Qué informaciones implica el concepto de calidad referida a los sistemas educativos en el nivel superior? ¿Qué son predictores de calidad y cuáles certifican que una universidad es eficaz y eficiente en su oferta? ¿De qué pruebas evaluativas certificadas por organismos internacionales nos valemos para afirmar que una universidad es de calidad frente a la que no es de calidad? ¿Hay estudios que de forma categórica maticen cuáles universidades son de calidad y cuáles no? ¿En esos estudios se determina o no la calidad formativa de la UP u otra local o regional, de acuerdo con la inserción exitosa de sus egresados en el campo ocupacional?

¿Qué evidencias confirman que los egresados de otras universidades –no de la UP– lideran los campos de las ciencias naturales y exactas, la medicina, el derecho, las ciencias de la educación, la economía, la enfermería y las bellas artes, entre otras?

Jurgen Habermas señala la construcción de nuevas verdades, verdades propias “conscientes”, que precisen niveles de credibilidad para responder, por ejemplo, a interrogantes como: ¿Qué tan cierto es que los centros de estudios superiores particulares son los únicos y verdaderos responsables de ofrecer “beneficios” al mercado laboral local y regional de los actuales, emprendedores, creadores de opinión, creativos, estrategas, artistas e investigadores, entre otros, en calidad y en cantidad frente a la Universidad de Panamá?

¡Qué debemos creer! Edgar Morín comparte: “Creo en la tentativa de desarrollar un pensamiento lo menos mutilante posible y lo más racional posible. Lo que me interesa es respetar los requisitos para la investigación y la verificación, propios del conocimiento científico, y los requisitos para la reflexión, propuestos por el conocimiento filosófico”.

La ausencia del pensamiento consciente, conlleva a las configuraciones de reflexiones mutilantes, irracionales, manipulables, modificables y de consumo desproporcionado, que según Ernesto Sábato originan lo foráneo, lo superfluo, la imposición de patrones y formas de pensar y actuar, así sea contra su propia existencia.

La creencia de ideas, conductas y valoraciones sesgadas que nos quieren posicionar sobre la UP, ya sea, por lo mediático o lo político, debe llamar la atención de todos, pues por el desconocimiento descuidamos o, si se quiere, dejamos de ejercitar la consciencia, situación oportuna para que nuestros pensamientos sean modelados de acuerdo a ciertos intereses mediáticos.

No es la “violencia mediática” la que menoscaba la identidad y la autoestima de la UP.

Su participación en la consolidación de nuestra identidad, como nación, antes, durante y hacia los escenarios prospectivos del país, seguirá garantizándoles a todos los panameños los beneficios que ella nos aporta y su razón de ser en busca de mejores procesos de calidad formativa en todas sus áreas de conocimiento o especialidad, para así lograr egresados comprometidos con el Panamá de ahora y del mañana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código