¿LIBERTADES?

Gobierno-Dios: Félix J. Puga

El género líder de entretenimiento cinematográfico hoy en día parece ser la ficción paranormal. Desde magos adolescentes, con destinos prematuramente decisivos para el resto de la humanidad, a vampiros metrosexuales, con los típicos problemas existencialistas de los niños ricos. El mundo moderno parece enfocado en la resolución de grandes dilemas a través de elementos mágicos.

Por supuesto, la magia no existe, al menos no en un sentido místico. Nuestra existencia material opera mediante ciertas verdades irrefutables como las leyes de la física, la naturaleza y la inviolabilidad de ciertos principios económicos (si es que queremos una economía exitosa por un considerable período de tiempo). En vez de esto, no pestañeamos ante la noción de un benévolo y omnipotente Gobierno-Dios, aun cuando esta fe incontestable esté terriblemente desubicada. Esto no solo va en contra de las verdades antes mencionadas, sino contra toda valiosa lección que nos pueda dar la historia. Solo necesitamos ver la avalancha de déficits y deudas soberanas de gobiernos alrededor del mundo como consecuencia de mantener vivo este mito.

Lo peor del caso es que esta creencia se incrementa. Hay hordas de poblaciones mundiales atrapadas en un ciclo autodestructivo de creer que es el Gobierno-Dios quien puede o debe resolver todo lo que nos aflige, cuando en realidad estas cosas son causadas o empeoradas por el mismo. Excepto por una pequeñísima minoría, la población ha sufrido un lavado de cerebro parecido al de los peligrosos cultos religiosos. Un culto cuyos líderes castigan a sus seguidores privándolos de su riqueza, su dignidad y su sentido de individualidad, mientras recompensan a sus fanáticos con pensiones, exoneraciones fiscales, protecciones comerciales paternalistas y, en el peor de los casos, dinero gratis.

Pongámoslo así, si usted tiene bienes está en la mira de sus gobernantes. Para contentar a las masas descerebradas estas entidades empujarán la idea de aumentar los impuestos a los “ricos” (que vienen siendo aquellos que ya, de por sí, pagan 27 veces más que cualquiera persona que gane menos $9 mil 600 al año) al mismo tiempo que incrementan las ayudas sociales o mantienen edades de jubilación insostenibles. Podemos reírnos a carcajadas de las multitudes de “Los Indignados” y “Occupy Wallstreet” (y reconozco que es difícil no hacerlo) pero, ¿acaso entendemos que es su mundo donde estaremos viviendo?

El sueño de jubilarnos y vivir de nuestros aportes está a punto de desaparecer y solo será en esos días que entenderemos que hemos sido parte voluntaria de una gigantesca pirámide de Ponzi que conocemos como Seguro Social. En mi perspectiva, es muy tarde para corregirlo. La democracia se ha convertido en un engaño, responsable de hacer creer a sus ciudadanos que han nacido con una orgía de derechos contrastada con un número negociables de deberes. Al mismo tiempo que tenemos sindicatos parasitarios y medios condescendientes y sensacionalistas, desechamos la idea de un gobierno administrador por uno de figura paterna. Hemos entrado a la recta final y este tercer acto no traerá un final feliz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código