BUSCAR EL BIEN COMÚN

Gremios educativos, ideología vana: Saúl Rolando Cortez C.

En los últimos años, cada aumento salarial a los docentes es percibido por la sociedad como “más dinero a cambio de lo mismo o de nada”. Sin embargo, el nuevo proceso de Evaluación Institucional (acreditación) acompañado de una mejora salarial marca el camino para devolverle a los centros educativos y a los educadores el sitial que les corresponde en la sociedad.

En contraposición, las dirigencias magisteriales anteponen sus intereses particulares al bien común, pues defienden el modus operandi que les ha caracterizado en las últimas décadas, aunque somos del pensar que el escenario se torna más espeluznante, toda vez que estas dirigencias carecen de una ideología colectiva.

Ello nos empuja a preguntar: ¿para qué ser dirigentes, para servir o para servirse?

La mala costumbre, aceptada y permitida por las anteriores administraciones, dio paso a una diversidad de gremios magisteriales inescrupulosos, cuyos dirigentes se han movido por el afán de lucro. Desde esas negociaciones se desprende un espectro político con talante negativo, pues se diversifica, partidariza y regionaliza, lo que desemboca en los intereses particulares de los distintos gremios. Esto nos lleva a concluir que tal diversidad responde a ideologías sesgadas o vanas, profesadas por la dirigencia.

Las negociaciones que tienen como trasfondo el manejo de millones y el canje de las plazas vacantes por el cese de paros, huelgas y manifestaciones han sido la moneda corriente en el devenir histórico de las luchas magisteriales, tras la ruptura de su unidad.

Quizá esta ha sido la nota discordante entre la ministra de Educación y los dirigentes, al sentir que se lesionó su statu quo, garantizado en las anteriores administraciones, y no están dispuestos a perder esas prebendas.

Esa diversidad gremialista en educación desnuda la falta de una ideología colectiva, encaminada a elaborar un plan de acción que nos acerque a consolidar el sistema.

La consulta previa debe ser un elemento sui géneris antes de todo proyecto educativo a implementar, pero cuando en las negociaciones participan agrupaciones, con poco o nada en común, y peor si se trata de hacer los ajustes necesarios al sistema educativo, el humo blanco siempre será el gran ausente.

Si queremos mejores días para las futuras generaciones debemos deponer intereses. Necesitamos la unidad magisterial con un aparato ideológico no politizado, con ideas y una gestión transparente, incorruptible, dotada de probidad y ética; con ideas resultantes de las necesidades, inquietudes, problemas y vicisitudes que experimenta el ministerio, para despojarlo de los estigmas que se ciernen sobre él.

Hay que comenzar a pensar en el bien común de los estudiantes, de las instituciones educativas y de la sociedad, de forma que cuando se hable de aumentos salariales a los docentes, la sociedad en general pueda decir “es justo, se lo merecen”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código