COLUMNA INVITADA

Mil y un motivos para leer: Gonzalo López Menéndez

Ni el cine, ni el deporte, ni la música. La lectura es la actividad extracurricular con un mayor impacto en el éxito profesional, según un estudio de la Universidad de Oxford. La investigación dirigida por el psicólogo Mark Taylor analizó durante dos décadas los hábitos, intereses y actividades de cerca de 20 mil jóvenes.

Favorece la concentración, la empatía, el aprendizaje, desarrolla nuestra memoria e imaginación. En nuestra infancia nos permite acercarnos a mundos fantásticos y en la madurez es capaz de ralentizar el alzhéimer. “El acto de leer forma parte del acto de vivir”, asegura el exministro y catedrático de filosofía español, Ángel Gabilondo.

No hay trucos para leer más allá de la motivación. Finlandia tiene el sistema educativo europeo que menos tiempo dedica a la lectura, pero es el país con mayor nivel de comprensión lectora. Se entiende la lectura como un placer, no como una obligación de ahí la facilidad de los niños para aprender.

Para algunos la televisión es el mayor enemigo de los libros y para otros ha sido culpable del amor que profesan a la lectura. “Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro”, decía Groucho Marx. Es una herramienta que permite eludir la ignorancia y fomentar la cultura.

Toda edad es buena para leer, ejercitar la mente es sinónimo de cuidarla. Por este motivo psicólogos y neurólogos recomiendan la lectura como método preventivo contra el alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Leer es al cerebro lo que el ejercicio al cuerpo.

Algunas de las mayores obras de arte de la literatura no nos ofrecían una descripción estricta de sus protagonistas para que pudiésemos imaginarnos ese personaje tal y como nosotros quisiéramos, tal y como nuestra imaginación lo deseara. Nos han transformado en superhéroes y en “personas corrientes”, hemos dado la vuelta al mundo, dimos un paseo por la historia y superamos problemas que parecían imposibles. Pudimos viajar al centro de la Tierra con Julio Verne y pisar las estrellas con El Principito.

“La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz”, decía José Luis Borges. Para quienes aman la lectura, la vida sería algo inimaginable sin ella. Bailar, cantar, reír o llorar en silencio son otros nombres que forman parte del acto de vivir.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

OPERATIVO Recuperan el cuerpo de pastor y el de su nieto

Sinaproc recuperó los cuerpos.
Tomada de Twitter @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código