PATERNALISMO IRRESPONSABLE

‘Ninis’, hijos de una sociedad consentidora: Juan Carlos Rivera

Algunas sociedades, al alcanzar cierta madurez, generan parodias alusivas a los vicios que las aquejan. Tal es el caso de Estados Unidos con Los Simpsons y Padre de Familia; el Reino Unido con Full English, y localmente con La Cáscara. Además de entretener a la audiencia con su jocosidad, estas satíricas series televisivas buscan resaltar aspectos reprochables de la sociedad que deberían ser enmendados. Lamentablemente, en ocasiones la ingenuidad nos juega una mala pasada y el mensaje es mal entendido o a la inversa; en consecuencia, lo que debería ser objeto de repudio y subsanación se convierte en una mera fuente de superflua diversión o, peor aún, en un modelo a imitar. Un ejemplo de esto es el extinto segmento del “Nini” en La Cáscara. Esta parodia buscaba criticar de forma amena la actitud negligente y dependiente de un sector de la población que ni trabaja ni estudia, pero exige privilegios inmerecidos. Sin embargo, el Nini no es un personaje fortuito producto de la imaginación abstracta de sus ingeniosos creadores. Es una recreación genérica fundamentada en el excesivo paternalismo de la cultura latinoamericana.

Es sabido que para que un pájaro aprenda a volar debe ser estimulado por sus padres mediante la restricción de alimentos en un punto de su etapa juvenil. Esta aparente crueldad hace que el pichón, movido por la necesidad de procurarse sustento, se aventure a salir del nido hasta que, tras múltiples intentos, conquiste el arte de volar. ¿Qué pasaría con ese pichón si sus padres, en su afán de protegerlo, lo siguiesen alimentando? La respuesta es simple: Jamás abandonaría el nido ni aprendería a volar. Estaría condenado a depender siempre de lo que sus padres pudieran proveerle, y estos a tratar de satisfacerlo. La naturaleza es sabia y dota a las aves de instintos para preservar la supervivencia de la especie sin problemas. Es algo que la sociedad latinoamericana debería aprender.

Se confunde la paternidad responsable con el paternalismo y, como resultado, se crían hijos incapaces de ser autosuficientes. Por desgracia, esta práctica es bien vista en nuestro entorno cultural. Se suele llamar buenos padres a los que subsidian a sus hijos incluso hasta avanzadas edades, y se cuestiona a los que los enseñan a ganarse su propio sustento. Se celebran “grandes proezas” de los hijos, aun cuando estas hayan sido obtenidas en ausencia de esfuerzo y más bien a base de apuntalamientos o, peor aún, de utilizar a otros como escalones, violando el principio ético de que el éxito no se mide en base a los logros alcanzados, sino a los obstáculos vencidos. Muchos pensarían que toda esta condescendencia desmedida que los padres prodigan a sus hijos bien vale la pena, pues tarde o temprano habrá de ser recompensada con aprecio. Lo cierto es que la mayoría de las veces ocurre lo contrario. Al no tener que esforzarse por nada, gracias a sus sobreprotectores progenitores, los “ninis” son incapaces de valorar las cosas. ¿Cómo valorar lo que no les ha costado nada? De hecho, suelen ver a sus padres como un medio para satisfacer sus caprichos, y con demasiada frecuencia extrapolan esta actitud intransigente al resto de sus relaciones interpersonales fuera del seno familiar. En términos entomológicos, es algo parecido a lo que sucede con las arañas del género Stegodyphus: La hembra concibe, gesta, pone y cuida los huevecillos que alojan a sus crías. Luego, es devorada por estas mismas crías al nacer. A este comportamiento se le conoce como matrofagia. Es una extraña forma de expresar agradecimiento por tantas atenciones, ¿no? La naturaleza parece ser injusta y despiadada a este respecto, pero sus razones tendrá para permitir que algo así suceda. Sin embargo, en el caso de los “ninis”, no se trata de un instinto natural, sino de una conducta aprendida a raíz del paternalismo irresponsable de una sociedad consentidora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código