FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

EFICIENCIA

La internet de la energía: Jaime Blanco

El aseguramiento a largo plazo del suministro de energía y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero se han convertido en cuestiones fundamentales de nuestro tiempo, como lo demuestran los debates en todos los sectores de la sociedad acerca de la eficiencia energética, la sostenibilidad y el cambio climático.

La presión para actuar no solo se deriva de los problemas relacionados con el clima, sino también del precio de los combustibles altamente volátiles y los recursos limitados de los combustibles fósiles.

Alrededor del mundo, diferentes elementos imponen retos al suministro energético y, como Latinoamérica es una de las regiones con mayor crecimiento económico, estos se magnifican. En la actualidad, podemos identificar los tres principales factores que influyen en el sector energético en la región y constituyen la base de por qué necesita ser reestructurado y convertido en un sistema de suministro inteligente y eficiente. Es ahí donde las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) desempeñarán un papel clave en la prestación del servicio de suministro de energía eléctrica.

El primer factor es el agotamiento de los recursos de combustibles fósiles en el mundo: estos suministros son finitos y ya experimentan importantes aumentos de precios. Además, la atmósfera no puede absorber más CO2 sin hacer frente a la amenaza de un desastre climático y, por lo tanto, los esfuerzos concertados deben llevarse a cabo en términos de protección activa del clima.

El segundo es el hecho de que el entorno regulatorio impone más requerimientos en las redes de datos del sistema energético. La desvinculación de la generación, transmisión y distribución, hace que diferentes jugadores a lo largo de la cadena de valor deban comunicarse e interactuar utilizando interfaces compartidas. Además, las nuevas normas relativas a la normalización, la medición y la transparencia de los consumidores generan grandes cantidades de datos que requieren procesos automatizados inteligentes.

El tercero es que, como resultado de la explosión demográfica hacia centros suburbanos en la periferia de ciudades, el monto de pérdidas “no técnicas”, léase robo o fraude de energía, se mantiene con valores importantes en la región. Súmese a esto, que la medición de la energía es casi imposible en las llamadas áreas “rojas” o con altos niveles de criminalidad.

Estos tres factores ocurren en momentos en que las inversiones en el sistema de suministro de energía se necesitan con urgencia en la región. Gran parte de la capacidad de las plantas generadoras debe ser reemplazada o modernizada en los próximos años, junto con una expansión masiva de las redes energéticas.

A la luz de este potencial de inversión, tenemos la oportunidad única para promover una transición desde el sistema de energía actual a un “internet de la energía”, es decir, la interconexión inteligente de todos los componentes de un sistema energético usando las TIC.

Será un sistema optimizado a través de la automatización del hogar y la medición inteligente que darán a los clientes residenciales, oficinas públicas, así como a las pequeñas y medianas empresas, la oportunidad de reducir el consumo durante “horas pico”, evitando situaciones de riesgo en las que la energía generada no sea suficiente para alimentar una ciudad o un país.

La transición desde el sistema actual a una internet de la energía presentará una buena oportunidad para una multitud de nuevos modelos de negocios que se crearán. En el futuro, los operadores de redes eléctricas serán capaces de evolucionar, cada vez más, a ser proveedores de servicios de información y comunicación, y emergerán otros como la gestión de la energía en las instalaciones del cliente. Nuevos jugadores entrarán en el mercado, entre ellos operadores de las centrales eléctricas virtuales, para equilibrar el suministro.

Los proveedores de soluciones innovadoras introducirán negocios inéditos, y las empresas de servicios públicos crearán diferentes formas de interacción, con relación de uno a uno, con sus clientes a través de los portales web, redes sociales y los dispositivos móviles.

En cuanto a recomendaciones concretas, sugiero la adopción de medidas en varios niveles. En el plano técnico tiene que haber un enfoque en la estandarización para soportar la comunicación bidireccional continua entre los usuarios finales y los agentes del sistema eléctrico.

Por último, debemos crear incentivos a largo plazo para la innovación. Siendo el sector energético de Latinoamérica altamente regulado, el “regulador” debe promover un marco innovador, en el que emerjan modelos de negocios que impulsen el uso de la internet de la energía. Este es el factor de éxito más importante, con el que podemos asegurar el crecimiento económico sostenido de la región.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código