FALTA DE AMOR AL PRÓJIMO

La libertad, don de la naturaleza: John A. Bennett N.

Con las palabras del título de este artículo el pontífice León XIII inició, en 1888, su Carta Encíclica “sobre la libertad y el liberalismo”, y 126 años más tarde ni siquiera los católicos estamos claros en torno a esas enseñanzas; pero bien haríamos en esforzarnos por revisitar el tema, ya que ahora, más que nunca, estos toman urgente preponderancia. Hay dos marcadas tendencias humanas, una que se aterra ante el prospecto de un hombre capaz y dispuesto a ser el conductor de sus actos y su vida dentro de un marco de respeto al prójimo; y la otra de quienes ven la “fruta del bien y del mal” –la libertad de la persona– no como un don sino que se aterran ante ello y buscan con afán imponer controles por variadísimas vías y en particular por la gubernativa.

A partir de la naturaleza racional del hombre y de su albedrío podemos vislumbrar el propósito de toda la creación. Si el propio Dios tuvo, por decirlo así, el coraje de darle a un ser imperfecto el don del acierto y el yerro, ¿quiénes son esos que se atreven a negar semejante dote? ¿Acaso no vemos que sin el albedrío el ser humano no puede desarrollar su pleno potencial? Y es que solo en el corazón de mentes mezquinas y opacas se esconde el lúgubre y desenfrenado deseo de contradecir la naturaleza humana; algo propio de almas opacas y minúsculas.

León XIII nos advertía de que “el hombre puede seguir una dirección totalmente contraria y, yendo tras el espejismo de unas ilusorias apariencias, perturbar el orden debido y correr a su perdición voluntaria”. Como dicen nuestros campesinos: “más claro no canta un gallo”. Pero estas cosas no son fáciles de entender y asimilar y requieren el esfuerzo no solo de la razón sino del alma; para esto hay que ser humilde y abrirse al viento que susurra al espíritu. Y no confundamos libertad con licencia; siendo esta última, según la RAE, una “abusiva libertad en decir u obrar”, ya que debía ser implícito que la libertad se nos concedió para que buscáramos el bien, no el mal. Así, quienes solo se satisfacen en la hedonística búsqueda personal del placer –aquello que complace los sentidos, pero puede dañar el alma– no reflejan el llamado al amor al prójimo: a sus familias, las asociaciones civiles, religiosas, a la comunidad y al Estado, entre otros.

Hoy nos enfrentamos al relativismo sumamente peligroso de quienes conciben que nada es intrínsecamente bueno o malo. Este es el terreno fértil para la expansión del poder gubernamental y la pérdida de nuestras libertades. Esto es tan cierto que quienes se tomen el trabajo de leer la Constitución, con un enfoque liberal, podrán ver que ya la oscuridad del mundo de las sombras de Mordor se esparce por sus errados mandatos.

Si perdemos la capacidad de distinguir entre comportamientos que dignifican y conducen a una felicidad floreciente y perdurable, y aquellos que carcomen el mismo tejido de la sociedad, no tendremos más destino que el de visitar al propio demonio en sus madriguera. Y aunque no creamos en él como un ser real, es mejor que lo veamos como una realidad de las sombras; esas que vemos en los arrabales y en los tugurios de la pobreza.

No estoy proponiendo verdades absolutas en cuanto a la conducción de la cosa pública, pues aducir que uno es dueño del único buen camino sería soberbio. Lo que propongo es buscar la verdad con más ahínco, y menos rencor hacia quienes lo ven de otra manera. Y tampoco hablo de los polos diametralmente opuestos, sino de las marcadas diferencias que hay en nuestras familias, en el barrio, la asociación, el partido, el gobierno y la Iglesia. Cuando hemos caminado mucho por los senderos del gobierno excedido, con su centralismo castrante, es más que difícil cambiar rumbos hacia la descentralización; esa que percibimos como “pérdida de control. Ello no es más que falta de amor por el prójimo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código