EFECTOS EN EL MEDIO AMBIENTE

El precio que paguemos hoy será menor al que paguemos mañana: Gawie González

En una de las muchas barriadas de la provincia de Chiriquí, ubicada cerca de un río, cuya crecida derrumbó un puente el invierno pasado, funciona una hidroeléctrica, pocos metros río abajo. Por lo anterior, muchos se preguntan si por efectos de la represa se provocó el colapso del puente; nunca lo sabremos.

Una de las ironías en el interior del país es que viviendo cerca de las cuencas hidrográficas, muchas comunidades carecen de agua potable. La barriada en cuestión no es la excepción; el agua que sale del grifo proviene de un pozo, por eso, las familias compran agua embotellada para su consumo.

Ocurre una ironía similar en la capital, en donde observamos tanto asfalto y cemento concentrado, al punto del colapso, mientras que, a pocos kilómetros de distancia, pero a decenas de años luz del desarrollo, las ONG deben construir casas para las familias pobres con donaciones, y los voluntarios deben atravesar los caminos a pie, porque no hay vías de acceso.

En el año 2009, en la productiva comunidad de Volcán, un grupo de personas solicitó una moratoria de las concesiones hidroeléctricas hasta que se realizaran los estudios de impacto ambiental acumulativo del río Chiriquí Viejo. Se hizo, como dice la ley, a través de cartas y más de mil firmas enviadas a las instituciones que regulan dichos proyectos; la ley del ambiente exige estudios de impacto ambiental de los proyectos individuales, pero no considera el efecto de varios proyectos en el mismo río; aquí es cuando se hace legal la estupidez. Como era de esperarse, mil golondrinas no hicieron verano, la solicitud de la comunidad fue ignorada y traspapelada por la burocracia.

Ahora, varios proyectos hidroeléctricos, aprobados en gobiernos pasados, operan con las consecuencias negativas para el ambiente, la ganadería y la agricultura. En el mapa de proyectos de la Autoridad Nacional del Ambiente, http://mapserver.anam.gob.pa/website/mdl/viewer.htm, descubrirá que las concesiones de proyectos hidroeléctricos están en todo el país, no solo en la comarca Ngäbe Buglé. ¿Qué pasará cuando irrigar las tierras productoras de alimentos se haga más costoso porque los ríos estén, literalmente, entubados? Cinco días sin suministros, por la protesta en la vía Interamericana, no fueron suficientes para comprender qué ocurriría si, a mediano y largo plazo, disminuye la productividad debido a la gran cantidad de concesiones para proyectos hidroeléctricos. La tendencia de precios en los alimentos está en aumento por la oferta y demanda; el cambio climático global no es un rumor, afecta las cosechas, la ganadería y la pesca, esta última es, también, afectada por la interrupción del ciclo de reproducción de los peces que viajan del mar a las montañas, por la proliferación de las hidroeléctricas que interrumpen el caudal.

La concesión de los ríos es la concesión de un derecho humano: el agua. San Juan Bosco dijo: “No hagamos nunca cosas de las cuales en el futuro podamos arrepentirnos...”. ¡Aún estamos a tiempo!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código