DUELOS NO RESUELTOS

Un reconocimiento al dolor vivido: Giselle de la Hoz

La vida es una encrucijada de recuerdos, encuentros y despedidas; cada recuerdo doloroso nos trae encuentros ambivalentes y se complican las despedidas. Este gran acontecimiento de la llegada de Manuel Antonio Noriega al istmo genera recuerdos matizados por el dolor, temor, odio y pasiones políticas. Remueve el dolor no solo a los afectados directamente, sino a aquellos que albergan recuerdos amargos vividos. No obstante, no puedo dejar de reconocer el anhelado reencuentro con sus seres queridos.

Yosef H. Yerushalmi planteaba la pregunta “¿Es posible que el antónimo de ´el olvido´ no sea ´la memoria´ sino la justicia?”. Y por un instante me pongo en el lugar de las familias que perdieron a sus seres queridos, que buscan desesperadamente que se haga justicia, aun cuando caigo en el cuestionamiento del porqué estoy dispuesta a opinar en un tema delicado y controversial ajeno a mi vida.

Las experiencias personales y conocimientos que he adquirido con el trabajo de la Fundación Piero me imposibilitan a navegar en el silencio, siento un compromiso cuando el dolor asoma a vidas panameñas, y más que brindar mi opinión persigo un objetivo: alertar a nuestros gobernantes y líderes sobre la importancia de enfrentar de manera responsable los duelos no resueltos (i.e., dictadura, invasión, Prados del Este, envenenamiento con dietilene glycol, Centro de Cumplimiento, etc).

Para sanar las heridas del pasado hay que profundizar e integrar medidas de reparación, sean asistenciales, simbólicas o preventivas; la reparación nos lleva al compromiso social de no aceptar, en ningún momento y bajo ninguna excusa, que estas situaciones se repitan. De otra manera florecerán pequeños monstruos en nuestros corazones, resentimientos y rencores, agravando conductas destructivas como la violencia, la adicción, y pagaremos el precio de muchas vidas perdidas.

En los 12 años de sensibilización que lleva la fundación, todavía no he visto el primer líder gremial, político, institucional que cuando se le toca este tema haga un esfuerzo por conocer y comprender las secuelas que deja un duelo pendiente. Irónicamente, creo que viven una fantasía pensando que tienen un sello que los exonera del dolor en sus vidas.

Es oportuno recordarles que el no tomar conciencia de nuestra propia vulnerabilidad dificultará que enfrentemos el sufrimiento o la muerte de los demás. Es un mito que el tiempo mitiga el dolor, más bien lo encapsula y acrecienta el rol de víctima. Solo enfrentando y tratando de reparar los daños causados podremos encontrarle un significado a lo vivido. Si evitamos mirar el pasado, no podremos vivir en un presente que vislumbre un futuro sano.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código