EU. SE ACABA EL AÑO SIN REFORMA MIGRATORIA

Aferrados a un milagro

Aunque el liderazgo republicano ha dicho que la reforma migratoria ya no va en 2013, algunos todavía no pierden la esperanza.
Activistas muestran carteles alusivos a la necesidad de que se apruebe la reforma migratoria de EU. Se teme que si no se aprueba este año, en 2014, cuando hay elecciones legislativas, ya no haya tiempo. EFE. Activistas muestran carteles alusivos a la necesidad de que se apruebe la reforma migratoria de EU. Se teme que si no se aprueba este año, en 2014, cuando hay elecciones legislativas, ya no haya tiempo. EFE.
Activistas muestran carteles alusivos a la necesidad de que se apruebe la reforma migratoria de EU. Se teme que si no se aprueba este año, en 2014, cuando hay elecciones legislativas, ya no haya tiempo. EFE.

Los niños llegaron con cantos y tarjetas de felicitación. A las puertas del Congreso de Estados Unidos (EU), cantaron Cumpleaños feliz e hicieron el juramento a la bandera, como si estuvieran en la escuela.

Las tarjetas eran para el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano por Ohio John Boehner (quien cumple el domingo 64 años), pese a que su oficina estaba cerrada. La manifestación de los niños, provenientes de varios estados de la unión, pedía una cosa: reforma migratoria ya.

“Nuestras familias no pueden esperar”, rezaban algunos letreros en inglés y en español.

Jennifer Leiva, de 10 años, dijo a la agencia noticiosa Associated Press (AP) que acudió al Congreso junto a su madre hondureña y sus dos hermanitas de 5 y 3 años para que “las familias no sigan separándose y se queden juntas”.

Activistas de El Consejo Nacional de La Raza, la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, la Federación Hispana y el Consejo Laboral para el Avance de los Latinoamericanos expresaron el jueves que creían que todavía es posible lograr que una propuesta de reforma migratoria fuera puesta a votación en la Cámara de Representantes, señala AP.

Boehner había dicho tajantemente el miércoles que no llevaría el tema a una votación ante la Cámara de Representantes, lo cual significaba virtualmente el cierre de toda posibilidad de aprobar la legislación sobre este tema este año, comprometiendo así la posibilidad de revivir el proyecto el año entrante con lo que podría convertirse en una nueva frustración para millones de inmigrantes que quieren legalizar su situación en EU.

El temor de activistas y legisladores es que de no lograrse una votación a más tardar a comienzos de 2014, todo el esfuerzo se perderá como en las últimas décadas, pues las elecciones parlamentarias de noviembre del año próximo eclipsarán cualquier debate migratorio.

Uno de los argumentos para no abordar el tema es que ya no queda tiempo en el calendario legislativo de 2013 para discutir el tema. Un argumento que para algunos no es del todo cierto.

Pese a la negativa del liderazgo republicano, activistas de ambos partidos y de organizaciones de derechos civiles no han cesado de manifestarse desde entonces en la sede del Legislativo estadounidense, tratando de que se haga el milagro.

El presidente Barack Obama ha prometido en sus dos administraciones la aprobación de una ambiciosa reforma migratoria que alivie la angustia de cerca de 11 millones de indocumentados que viven en EU. A finales de junio el Senado aprobó un proyecto de reforma que allana la vía para que estos indocumentados accedan a la ciudadanía, aunque a cambio de duras y cuestionadas medidas de control fronterizo.

Según un despacho de DPA, varios líderes empresariales y religiosos presionan para que no se le cierre la puerta a la reforma migratoria. “Es bueno para el país, es bueno para la economía, es bueno para las empresas estadounidenses y sí, es muy bueno para los trabajadores estadounidenses”, ha dicho el presidente de la Cámara de Comercio estadounidense, Tom Donohue.

Tensiones y frustraciones

Las tiranteces entre republicanos y demócratas durante las administraciones de Barack Obama han llegado a niveles críticos en el Congreso estadounidense y en no poca medida han contribuido al avance de las iniciativas gubernamentales, entre estas, la reforma migratoria. Fueron estas mismas tensiones las que llevaron al “cierre” del Gobierno federal en octubre pasado, en este caso por el empeño republicano de oponerse a la reforma sanitaria de Obama.

En el caso de la reforma migratoria, las diferencias parecen más de forma que de fondo, pues mientras los demócratas apuestan por un proyecto integral, los republicanos han planteado varios proyectos menores de reformas. Y todo ello sucede mientras el Gobierno estadounidense tiene que hacer frente a los escándalos de espionaje informático.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código