ENTREVISTA CON LA DIRECTORA DE LA OENEGÉ GANADORA DEL NOBEL DE LA PAZ

Desarme nuclear no es una utopía: Finh

Beatrice Finh afirma que el mensaje de que las armas nucleares son necesarias es peligroso y falaz, por lo que urge un desarme total.

Temas:

Beatrice Finh (al habla) participó en la ceremonia de firma del tratado global para la abolición de las armas nucleares, el pasado 20 de septiembre. Tomada de Flickr Beatrice Finh (al habla) participó en la ceremonia de firma del tratado global para la abolición de las armas nucleares, el pasado 20 de septiembre. Tomada de Flickr
Beatrice Finh (al habla) participó en la ceremonia de firma del tratado global para la abolición de las armas nucleares, el pasado 20 de septiembre. Tomada de Flickr Darren Ornitz/Ican

En un contexto en el que crece la tensión por el desafío nuclear de Corea del Norte y el acuerdo atómico con Irán pende de un hilo, después de que el presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, señalara que está pensando en romperlo, el Nobel de la Paz recayó en la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN).

En conversación con este diario, Beatrice Finh, directora ejecutiva de la organización –integrada por 400 entidades y oenegés de un centenar de países–, se mostró convencida de que acabar con las armas atómicas no es un sueño utópico.

¿Con qué ojos mira al escenario geopolítico tras recibir el Nobel de la Paz?

Con el peso de la responsabilidad. Tenemos que sacar adelante el tratado para la abolición total de las armas nucleares. Para que esto sea un éxito, debemos desafiar todos los días a los que defienden el uso de armas nucleares. Hay que decir sin ambages que son ilegales e inaceptables. Hoy estas armas son vendidas como si fueran elementos absolutamente necesarios para nuestra seguridad. Sin embargo, el mensaje de que las armas nucleares son de alguna manera necesarias porque impiden la guerra es peligroso, además de falaz. Es inevitable que una detonación nuclear ocurra en algún momento si no actuamos ahora.

El pasado 7 de julio, 122 países firmaron el tratado global de prohibición de armas nucleares. De momento, solo 53 países, entre ellos Panamá, lo han ratificado. ¿Qué significa el acuerdo en la práctica?

En el fondo, este tratado representa la posibilidad real de que la capacidad de destrucción masiva sea totalmente erradicada.

Pero el tratado solo fue apoyado por dos tercios de los países de las Naciones Unidas (ONU). Las potencias nucleares y la OTAN se han mantenido al margen del proceso. ¿Hay esperanza para un mundo libre de armas nucleares?

Absolutamente sí. El tratado es solo el comienzo y trabajaremos muy duro para que se firme y se ratifique. Creemos que es posible que se implante como una regla internacional que tenga un impacto real en aquellos países que no lo han adherido.

¿Cuáles son sus instrumentos para tratar de convencer a los demás países de firmarlo?

Es difícil cambiar las posiciones de los políticos de un día para otro, pero el tratado tiene mucho poder y ha creado una situación incómoda. Por eso las potencias nucleares han luchado contra él al tratar de que otros países no sean firmantes.

Cinco de los Estados que poseen armas nucleares –China, EU, Francia, Reino Unido y Rusia– se comprometieron a frenar la escalada militar con la firma del Tratado de No Proliferación de 1970, principal instrumento legal internacional para promover el desarme. ICAN sostiene que estos Estados no cumplen con sus obligaciones de desarme legalmente vinculantes. ¿Cree que este premio Nobel les envía un mensaje?

El premio es un mensaje para todos los Estados, que pone en claro que poseer armas nucleares es algo erróneo. El nuevo tratado ofrece el mejor camino posible para lograr el total desarme. No hay una fecha concreta, pero sabemos que mientras haya Estados que declaren que las armas nucleares son un instrumento imprescindible para su seguridad nacional, será imposible librarse de ellas. Por tanto, tenemos que empezar por ahí, declarándolas ilegales, inmorales e inhumanas.

¿Qué mensaje le manda ICAN a Trump?

Amenazar con el uso de armas nucleares es inaceptable. Desarrollarlas y modernizarlas es injustificable y, ahora, también es ilegal. Trump ha hecho comentarios peligrosos sobre las armas nucleares que han aumentado el riesgo de una detonación. Es importante recordar que no hay manos seguras para las armas nucleares. Cuanto más esperemos para desarmarnos, más probable es que la imprevisibilidad y la temeridad lleven a una detonación.

¿Es Corea del Norte el principal riesgo de una catástrofe humanitaria hoy?

La principal amenaza hoy en día son las armas nucleares en sí mismas.

Antes de liderar ICAN, trabajó en la Liga Internacional de Mujeres para la Paz y la Libertad. ¿Qué papel cree que juegan las mujeres en el desarme nuclear?

El desarme nuclear necesita del liderazgo de la mujer. No hay que olvidar que las armas nucleares tienen un impacto desproporcionado en función del género.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código