COLOMBIA

FARC exige que no haya impunidad para el Estado

Colombia vive una conflagración interna que en cinco décadas ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado.

Temas:

El pronunciamiento de los rebeldes se produjo luego de las discusiones de control político sobre la paz que se realizaron la pasada semana en las sesiones del Congreso colombiano. El pronunciamiento de los rebeldes se produjo luego de las discusiones de control político sobre la paz que se realizaron la pasada semana en las sesiones del Congreso colombiano.
El pronunciamiento de los rebeldes se produjo luego de las discusiones de control político sobre la paz que se realizaron la pasada semana en las sesiones del Congreso colombiano.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dijeron ayer en La Habana (Cuba) que no puede haber impunidad para el Estado tras la concreción de un acuerdo de paz.

“No se puede pactar un modelo de justicia en que el Estado y los determinadores queden impunes”, dijo el portavoz guerrillero Pablo Catatumbo en un comunicado hecho público poco antes del inicio de otra sesión del diálogo de paz que se realiza en la capital cubana con el gobierno de Juan Manuel Santos.

El vocero de las FARC recordó los llamados “falsos positivos”, los millones de desplazados, torturados y desaparecidos, las masacres atribuidas al paramilitarismo y la participación de menores en el conflicto.

Catatumbo se preguntó si “los partidos políticos, el empresariado, los terratenientes y las transnacionales no asumirán ninguna responsabilidad”.

El pronunciamiento de los rebeldes se produjo luego del debate sobre la paz que se realizó en las sesiones de esta semana del Congreso colombiano y del intento de agilizar el diálogo de paz.

Por su parte, en una breve declaración, el negociador principal de las FARC, Iván Márquez, afirmó que “no se debe confundir voluntad de paz con rendición o sometimiento” de los guerrilleros. Márquez, que rechazó la tesis de que la guerrilla es la única responsable del conflicto, expresó tres preocupaciones de los insurgentes, que describió como interpretaciones oficiales “que en nada corresponden con la realidad”.

La primera es que “la agilidad de las conversaciones es asunto que incumbe solamente a la guerrilla”, y la segunda es que “se sigue confundiendo el concepto ‘dejación de las armas’ con ‘entrega de armas’, a sabiendas que la insurgencia no comparte esa postura”.

La tercera preocupación de las FARC es calificar a “las salvedades”, o sea “los puntos de discusión pendientes de cada punto ya concluido en las negociaciones”, de “ilegítimos o ficticios, sabiendo que son puntos cuya solución es vital si se quiere llegar a un acuerdo final”.

Márquez afirmó que la verdad sobre el conflicto “solo se conocerá una vez sea firmado el acuerdo de paz y se produzca el desarme de la guerrilla”.

Luego del comienzo el jueves en La Habana de un nuevo ciclo de conversaciones de paz, los insurgentes reafirmaron su voluntad de “desescalar” el conflicto, para lo cual decretaron una tregua unilateral que entró en vigor el pasado 20 de julio, y agilizar el proceso de diálogo con una nueva metodología de trabajo.

Las dos partes acordaron evaluar dentro de cuatro meses los resultados del plan acordado para reducir el enfrentamiento en Colombia.

La representación gubernamental, encabezada por el exvicepresidente Humberto de La Calle, mantuvo su silencio habitual este sábado antes del comienzo de cada sesión de las negociaciones, iniciadas en noviembre de 2012.

El ciclo actual de negociaciones tratará sin interrupciones los puntos referidos a víctimas y desarme y desmovilización de guerrilleros.

Los rebeldes y el gobierno colombianos han alcanzado acuerdos parciales en tres de los seis puntos de la agenda previa: asuntos agrarios, participación política y lucha contra el narcotráfico y ahora discuten sobre la reparación de las víctimas del conflicto, asuntos considerados como uno de los más complicados de la negociación.

Mientras, dos supuestas guerrilleras de las FARC murieron en combates con tropas oficiales ocurridos en un paraje rural del departamento de Antioquia, noroeste de Colombia, informó ayer la institución castrense.

El comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, general Néstor Vallejo, aseguró en rueda de prensa que en los enfrentamientos, ocurridos en la vereda Puerto Rico del municipio de Anorí, “murieron dos integrantes del frente Mario Vélez” de las FARC.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código