CONTRATACIÓN

Millonario contrato del Metro, en pugna

El Metro de Panamá paga un promedio de $2.2 millones más que el Canal de Panamá para dar el mantenimiento preventivo a su sistema contra incendios.

Temas:

Odebrecht y FCC, constructoras de la línea 1, confirmaron al Metro la ‘inoperancia’ del sistema de supresión de incendio en las salas 3way. Ello permitió bajar las inspecciones de Fire Protection, no así el costo del contrato. Odebrecht y FCC, constructoras de la línea 1, confirmaron al Metro la ‘inoperancia’ del sistema de supresión de incendio en las salas 3way. Ello permitió bajar las inspecciones de Fire Protection, no así el costo del contrato.
Odebrecht y FCC, constructoras de la línea 1, confirmaron al Metro la ‘inoperancia’ del sistema de supresión de incendio en las salas 3way. Ello permitió bajar las inspecciones de Fire Protection, no así el costo del contrato. Archivo

Entre denuncias de “irregularidades” y “vicios” en el debido proceso, el Metro de Panamá desarrolla una segunda licitación de 2.1 millones de dólares para el mantenimiento preventivo y correctivo del sistema contra incendio de la línea 1.

Las dos convocatorias a licitación de julio y octubre pasado para este servicio fueron declaradas desiertas, tras considerarse que los proponentes — Electro Sistemas de Panamá y Fire Protection— no cumplen requisitos del pliego de condiciones. Esto motivó acciones de reclamo de ambas empresas ante la Dirección General de Contrataciones Públicas.

El subgerente de Electro Sistemas, Donato Pirro, advirtió que el millonario precio de referencia de la licitación es “oneroso” para el Estado, pues en el mercado se cobran montos inferiores por estos servicios. El reclamo fue desestimado, no así el de Fire Protection, que pidió revisión del informe que la descalificó por incluir a un fontanero como personal idóneo.

El presidente de Fire Protection es Juan David Cardoze Martinelli, que mantiene el contrato desde 2014, a un monto de $3.7 millones, tras dos adendas al mismo.

Por este tipo de servicios, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) paga medio millón de dólares al año. De no definirse la licitación, el Metro podría prolongar el contrato a Fire Protection hasta enero de 2018, por un costo mensual de 80 mil 529 dólares, por inspeccionar los sistemas contra incendios en la línea 1 del Metro.

EL METRO Y SU CONTRATO DE FUEGO

La obra más grande y emblemática del país, el Canal de Panamá, destina medio millón de dólares al año para darle mantenimiento a todos sus sistemas contra incendios que manejan seis estaciones de bomberos. En cambio, el Metro de Panamá ha pagado a una sola empresa –desde 2014– $3.7 millones por los mismos servicios en la línea 1; es decir, más de un millón de dólares al año en promedio.

Se trata de la empresa Fire Protection, S.A., contratista encargada de brindar el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo a los sistemas de protección contra incendios a lo largo de la línea 1 del Metro y cuyo contrato vence este año, por lo que el Metro de Panamá ha convocado un nuevo acto público para la contratación del mismo servicio.

Fire Protection ganó en 2014 –sin competencia– una licitación abreviada, gracias a la descalificación del otro consorcio oferente, que no cumplió requisitos del pliego de condiciones. La oferta de Fire Protection primó, pese a que estaba 29 mil dólares por encima del precio de referencia. Su competencia había ofrecido sus servicios por un monto inferior –1.7 millones de dólares– a la ganadora y al precio de referencia.

Fire Protection fue contratada el 24 de marzo de 2014, por un periodo pactado a dos años prorrogables.

El presidente y apoderado de la sociedad es J uan David Cardoze Martinelli, quien se alzó con esta contratación del proyecto insignia del gobierno anterior. Su oferta fue de 1.8 millones de dólares, aunque, tras dos adendas, el contrato terminó en 3.7 millones de dólares. Los trabajos se iniciaron el 1 de julio de 2014 y, desde entonces, la concesión se mantiene vigente.

Cardoze Martinelli indicó que participa en estos proyectos, ya que son “especialistas” desde 2007, cuando se creó Fire Protection.

Esa primera licitación fue relativamente laxa respecto a los requisitos de la actual convocatoria. Por ejemplo, no se exigió –como ahora– capacitación de la National Fire Protection Association (NFPA) al personal de las empresas participantes.

Contrario a la nueva convocatoria, en 2014 no se exigió acreditar experiencia en proyectos similares por un monto mínimo de 2.5 millones de dólares. En esa ocasión, el pliego exigía tres proyectos que sumaran $100 mil o un solo contrato por diseño e infraestructura igual o superior a 1.5 millones de dólares.

La licitación de 2017 por el servicio de mantenimiento del sistema contra incendios del Metro lleva ya dos convocatorias. La primera, en agosto de este año, fue declarada desierta. La segunda, en octubre pasado, está pendiente de que se resuelva un reclamo de Fire Protection.

En esta ocasión, el Metro, como se dijo, ha cambiado los requisitos. Ahora también exige al personal de los proponentes certificación de la NFPA, autenticada por notario público, y a las empresas oferentes, experiencia en proyectos millonarios, requisito este que solo cumpliría Fire Protection, no así su competidor en esta licitación: Electro Sistemas de Panamá, S.A., que alega que el precio –incluyendo el de referencia– es “oneroso” para el Estado.

preguntó al Metro de Panamá cuáles habían sido las referencias para establecer el precio de la licitación de 2014. Su respuesta fue que los cálculos los hicieron profesionales españoles, basados en los precios del mercado internacional ferroviario, sin entrar en mayores detalles.

UN LARGO CONTRATO

El contrato de Fire Protection establecía una visita mensual de inspección para revisar diversos equipos y sistemas de las estaciones del Metro. Uno de los renglones de mantenimiento, pese a que el contrato era a 24 meses, solo establecía inspecciones durante 10 meses. Por este específico trabajo, Fire Protection cobraba 3 mil 540 dólares al mes para un total de 35 mil 400 dólares.

Sin embargo, ocho meses después, el Metro pactó una primera adenda por una vigencia de 14 meses, ya que se adicionaron dos estaciones nuevas del Metro.

Además, se establecieron visitas mensuales para inspeccionar los equipos incluidos en los primeros 10 meses de la vigencia del contrato. Pero ya no sería al mismo precio. Ahora, por ese renglón, la empresa recibiría más del doble originalmente pactado: pasó de 3 mil 540 dólares mensuales a 8 mil 40 dólares al mes – pese a que era el mismo trabajo– para un total adicional de 112 mil 570 dólares; es decir, un aumento neto de 4 mil 500 dólares al mes.

La adenda incluyó también un nuevo renglón: un pago fijo mensual para “mantenimientos correctivos no contemplados, a requerimiento”. Es decir, el Metro pagaría un monto fijo mensual por imprevistos, y únicamente cuando se solicitaran. Esta cláusula no contemplada en el contrato original se mantiene vigente y se ha prolongado por 32 meses. Al pactarse la primera adenda, el contrato pasó de 1.8 millones a 2.1 millones de dólares.

Meses después, arribó una segunda adenda. Esta vez fue por una extensión de 18 meses a la vigencia del contrato. Los montos por actividad se mantuvieron casi iguales en todos los renglones, aunque se eliminaron algunas zonas de trabajo, que irónicamente suponían una reducción de costos que, empero, no se reflejaron en los pagos que recibía Fire Protection.

Por ejemplo, el Metro acogió una recomendación del consorcio que construyó la obra —Odebrecht y FCC—, de “eliminar y remover las bombonas porque no es necesario [sic] y no se necesita el sistema de extinción de incendio por medio de gas” en cuartos 3way de la línea 1.

Por haber eliminado esta sección en noviembre de 2015, se tendría una reducción cercana a 5 mil dólares mensuales. Este arreglo se consiguió seis meses después de la firma de la primera adenda, tiempo suficiente para haber convocado a una licitación.

Dato curioso a tomar en cuenta es que el contrato ofrecía una “bonificación por disponibilidad del 100%”. O sea que, de no presentarse fallas o acciones correctivas en los sistemas, “el contratista recibirá una bonificación del 5% sobre la suma fija mensual establecida”.

Dicho porcentaje se aplicó a la mensualidad fija por 76 mil 211 dólares que cobró la empresa durante el primer año. Este monto cambió a 97 mil 191 dólares con la primera adenda.

El Metro y su contrato de fuego Expandir Imagen
El Metro y su contrato de fuego

¿Por qué incluir estas bonificaciones que incrementan más los costos?

— Sí, tienes toda la razón, respondió el director de Operaciones del Metro de Panamá, Luis Carlos Díaz, aunque lo justificó, apelando al “tiempo de respuesta” y que el Metro no detuviera sus operaciones. Díaz resaltó que serán las últimas bonificaciones, ya que fue excluido del pliego de condiciones en la nueva licitación.

RECLAMOS EN LICITACIÓN

Al culminar el actual contrato, el Metro convocó una licitación. Pero el acto público ha tenido sus tropiezos. A inicios de este mes, la comisión verificadora recomendó declarar desierto –por segunda vez– el acto, tras considerar que ninguna de las empresas –Fire Protection y Electro Sistemas– cumplía con el pliego de condiciones.

El 5 de diciembre, Electro Sistemas interpuso un reclamo, alegando “irregularidades” y “violaciones al debido proceso” en la licitación, por lo que solicitó a la Dirección General de Contrataciones Públicas declararlo desierto.

La empresa se quejó de que no se celebró una reunión previa y de homologación, como lo establece la Ley de Contrataciones Públicas.

Advirtió que el pliego de condiciones “permite ver una serie de irregularidades que causan que la presente licitación sea de excesiva onerosidad para el Estado panameño”.

Señala que el precio de referencia de $2.1 millones “resulta excesivamente oneroso para los servicios requeridos para los sistemas contra incendios. El propio precio del mercado resulta inferior en el servicio requerido”.

También mencionó la “excesiva” cantidad de personal para el servicio de mantenimiento y el requerimiento de certificaciones de la NFPA.

El subgerente de Electro Sistemas, Donato Pirro, cuestionó que se exijan estas certificaciones cuando no fueron relevantes en 2014, y que “no son exigidas por la legislación local” para la prestación de estos servicios.

Dos días después, apareció el reclamo de Fire Protection, que solicitó la corrección del informe que los descalificó. Alega que uno de los empleados es fontanero “idóneo” para el servicio de mantenimiento, porque los rociadores automáticos están basados en una reserva de agua.

Resalta que el sistema de red de hidrantes y gabinetes lo componen tuberías para conectar mangueras, siendo el fontanero “una persona capacitada en la instalación, reparación y mantenimiento”.

Pero, contrario a este planteamiento, Díaz aseguró que “el Metro tiene una tecnología avanzada. Cuando se detecta un incendio no puedes salir y echarle agua a un equipo electrónico de avanzada, porque te lo estropeas”.

El director de Contrataciones Públicas, Eduardo Corro, admitió el reclamo de Fire Protection, pero desechó el de Electro Sistemas.

Consultado Cardoze Martinelli sobre su reclamo, evitó referirse a ello, así como a un posible aumento al monto de los servicios que brinda Fire Protection al Metro.

pidió a Cardoze Martinelli una entrevista, a fin de que explicara aspectos técnicos de estos trabajos y que proporcionara ejemplos de labores similares y los montos que cobra en el sector privado, pero no respondió.

SISTEMA DEL CANAL

Dado su silencio, La Prensa preguntó el costo de mantenimiento de sus sistemas de seguridad y contra incendios a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). Pese a tener complejos sistemas de seguridad, el pago resultó inferior a los del Metro. El Canal paga solo medio millón de dólares al año. “Los sistemas de extinción de incendios fijos [están] en todas las esclusas, incluyendo las nuevas esclusas de Cocolí y Agua Clara”, informó la ACP, cuya junta directiva la preside el ministro del Canal y también presidente del Metro de Panamá, S.A., Roberto Roy.

Los contratos incluyen todas las instalaciones “críticas e importantes” del Canal, que “cuentan con sistemas de detección de incendios (alarmas y sensores) que reportan automáticamente al Centro de Control de Seguridad”. Por este trabajo pagan un promedio de 41 mil 666 dólares mensuales (ver infografía).

Este amplio programa, explica la ACP, es para “garantizar la seguridad” de los buques que transitan por el Canal y de las personas que laboran y visitan sus instalaciones.

Significa que para mantener sus sistemas contra incendio en correcto funcionamiento durante tres años (2014-2017), el Canal destinó un promedio de 1.5 millones de dólares, mientras que el Metro, 3.7 millones de dólares en el mismo periodo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Actividad comercial en terminal aèrea El chocolate amargo de Tocumen, S.A.

RESPUESTA A ESTADOS UNIDOS Rusia instalaría una base aérea en una isla venezolana

Según la agencia TASS, el gobierno de Rusia decidió establecer una presencia militar a largo plazo en la isla venezolana.
Tomado del diario Carabobeño

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código