SECUELAS DEL TEMPORAL

Nuevo Arco Iris, en la Corte desde 2009

La empresa que comenzó a construir el relleno que colapsó en Colón, mantiene un proceso judicial contra el antiguo FIS.

Luego de que en el año 2009 el antiguo Fondo de Inversión Social (FIS) rescindiera a Ingeniería Quiroz y García la construcción del proyecto de viviendas en Nuevo Arco Iris de Colón, esta empresa recurrió a la Corte Suprema de Justicia.

Así lo dio a conocer ayer Javier Sheffer, apoderado legal de esta compañía, quien explicó que el expediente 757-2009 al que se refiere esta apelación se encuentra en el despacho del magistrado Alejandro Moncada, en la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo.

De acuerdo con la versión del abogado, Ingeniería Quiroz y García empezó la obra de construcción del relleno y las viviendas en Nuevo Arco Iris, pero a principios de esta administración gubernamental, siendo Giacomo Tamburrelli director del FIS, se inició un procedimiento para dejar sin efecto el contrato por “supuesto incumplimiento de la empresa”.

“Nosotros estábamos en un proceso de negociación. Tuvimos reuniones (con las autoridades) para ver cómo reflotábamos la relación, pero no se le quiso dar la oportunidad a la empresa para continuar ”, explicó Sheffer.

En ese sentido, detalló que agotada la vía administrativa con el FIS, la compañía recurrió a la Corte.

“Estamos esperando la respuesta sobre si, en efecto, la empresa incumplió el contrato respectivo”, agregó.

“Ese contrato era en varias etapas. No todas le correspondían a Ingeniería Quiroz y García. En este momento (la Corte) no ha establecido una responsabilidad en cuanto a incumplimiento del contrato”, apuntó.

A juicio del representante legal de esta compañía, la construcción se suspendió porque el FIS comenzó el proceso de resolución del contrato.

“Se toma esa decisión porque (las autoridades) consideraron que el nivel de avance no era el correcto para el tiempo respectivo. Pero si esto es así, para eso existen las prórrogas que establecen las normas jurídicas”, apuntó.

“Se nos dio la oportunidad de hacer unos descargos (en el FIS). Estos no se tomaron en cuenta. Eso derivó en una resolución que dejó sin efecto el contrato”, dijo.

Durante el día de ayer este diario envió un cuestionario al departamento de relaciones públicas del Programa de Ayuda Nacional (PAN), antiguo FIS, solicitando un resumen cronológico de la construcción de este proyecto. Sin embargo, al cierre de esta edición la petición no fue respondida.

Adicionalmente se dejó un mensaje en el contestador telefónico del exdirector del FIS Giacomo Tamburrelli, para conocer detalles del proyecto. La llamada no fue devuelta.

RECUENTO

De acuerdo con el módulo de transparencia del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), el año pasado se entregaron dos órdenes de proceder para la construcción de viviendas en Nuevo Arco Iris.

La primera de ellas fue a Equipo y Constructora JJ Quintero para edificar 165 viviendas, en tanto que un segundo contrato se entregó a Ingeniería y Remodelaciones Civiles, S.A. (Inreci) para construir un relleno para este proyecto.

La semana pasada, durante unas fuertes lluvias, este relleno colapsó, lo que se tradujo en el deslizamiento de 11 viviendas.

Al respecto, Inreci informó que se limitó a construir lo que se le había indicado en los planos.

´NO TENEMOS RELACIÓN´

Paralelamente, la empresa Contecon-Urbar solicitó precisar unas declaraciones emitidas el pasado jueves a este diario por Luis Ábrego, jefe del departamento de Inspección del Miviot, quien señaló que la compañía habría realizado un informe indicando que debajo del terreno “había material duro”.

“Lo que yo quise señalar es que el relleno se hizo sobre un material fuerte. Ellos (Contecon-Urbar) no hicieron sondeos. No es lo que se les exigió. A ellos se les pidió que nos llevaran el control de las densidades y eso fue lo que realizaron. De acuerdo con el trabajo científico que ellos hicieron, según los que sabemos de ingeniería (el trabajo) lo hicieron bien”, explicó ayer Ábrego.

En tanto, en una misiva enviada a este diario, Juan Darío Barquero, gerente de Contecon-Urbar, señaló que el trabajo que se llevó a cabo en Nuevo Arco Iris se limitó a pruebas de densidad del terreno.

“Los problemas que se generaron en ese proyecto, los cuales lamentamos profundamente, no tienen ninguna relación con los servicios que prestamos. Dentro de nuestro alcance no participamos en la realización de los estudios geotécnicos, ni en los estudios de la etapa de diseño”, explicó en la nota.

El representante de esta empresa añadió que no efectuaron “ninguna recomendación de suelos ni para la construcción del relleno ni para el diseño de la cimentación de las viviendas ni para la estabilidad de los taludes ni para el control o manejo de aguas. Ni siquiera nuestro departamento de geotecnia participó en esta obra”.

Barquero apuntó, también, que llevaron a cabo pruebas de densidad en el terreno, “con el fin de verificar el porcentaje de compactación en las capas superiores del relleno y en el material selecto instalado para la infraestructura del proyecto”, añadiendo que realizaron en total 29 densidades, entre marzo y junio de 2008, y enero de 2009.

el relleno

Por otra parte, en referencia a la empresa que comenzó a hacer el relleno, el Miviot, a través de Ábrego, indicó que “la prospección del terreno la hizo Quiroz y García. (Ellos) sacaron todo el material suave que había allí. Lo excavó hasta el sedimento fuerte. Después se empezó a hacer el relleno”.

Y lo que había debajo del terreno, ¿quién lo inspeccionó?

“Bueno. Eso debió haber sido inspeccionado por los señores del PAN, antiguo (FIS). Nosotros exigimos las pruebas de densidad de campo y el PAN nos las entregó. Fuimos a ver que las pruebas de campo se hicieran con equipo adecuado. Tenemos fotos y verificamos que el trabajo sí se hizo”.

En referencia al sondeo geotécnico del terreno, un estudio que permite conocer las características del suelo donde se iba a trabajar, el funcionario del Miviot señaló que ese ministerio “aceptó la posición del FIS de que se habían hecho”.

“Nosotros tenemos la evidencia fotográfica de que la empresa sacó el material hasta el nivel donde estaba la parte dura de la roca. Eso lo hizo Quiroz y García”, indicó Ábrego, añadiendo que tanto el FIS como esta empresa “debieron verificar que había roca abajo”.

El representante legal de Quiroz y García indicó que prefiere esperar a que se realicen labores de peritaje técnico para referirse al tema.

“Esto tendrá que dilucidarse en los tribunales correspondientes”, agregó.

Mientras tanto, Inreci, que construyó el relleno, sostuvo que contrató a una empresa para que haga una investigación científica de las causas del derrumbe del relleno.

Por su parte, el titular del Miviot, José Domingo Arias, anunció que los damnificados de Nuevo Arco Iris serán trasladados a 100 viviendas que construirán en Puerto Escondido a un costo de $5 millones.

El terreno donde se construirán estas propiedades es de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos, y será traspasado al Banco Hipotecario Nacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código