gobierno

Antes rivales, Peña Nieto y López Obrador buscan lograr una transición ordenada

Temas:

Hubo gritos, empujones y “flashazos”, pero -sobre todo- un político que surcaba una multitud de mexicanos eufóricos sin miedo.

El Palacio Nacional de México, en otros tiempos fortaleza de funcionarios y presidentes en el corazón de la capital, bajó la guardia ayer martes para recibir al próximo presidente del país.

A su paso Andrés Manuel López Obrador encontró curiosos, camarógrafos y seguidores que estiraban hasta la punta de los dedos para tocarlo hasta llegar a los tropezones desde su auto a la puerta.

“No quiero tener guardaespaldas, pero eso significa que los ciudadanos me van a proteger”, dijo AMLO, como también se le conoce. “Tampoco me apachurren (aplasten)”, bromeó.

Dentro del edificio le esperaba el actual mandatario, su otrora fuerte rival político, Enrique Peña Nieto, para afinar los detalles de un traspaso ordenado y pacífico del poder.

AMLO llegó a su cita a bordo de un modesto Volkswagen blanco, el mismo que le llevó hasta la plaza más importante de la ciudad de México el domingo pasado para pronunciar ante miles de seguidores su discurso de victoria electoral.

A los mexicanos -prensa, fanáticos y detractores- no dejó de sorprenderles esta actitud que rompe protocolos. Entre otras cosas, el nacido en el sureño estado de Tabasco reiteró que no viajará en aviones ni helicópteros presidenciales y su sueldo será la mitad del de Peña Nieto.

Asimismo, respaldó la postura de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, una doctora en teoría literaria que trabajó como periodista y dijo que eliminaría la figura de la primera dama en México, un guiño que pareciera apoyar el combate a la desigualdad de género en el país.

AMLO también se destacó un cambio en su actitud hacia la prensa: aunque durante la campaña AMLO se mostró distante de ciertos periodistas que pudieran confrontarlo, ahora pareciera dispuesto a volver a sus tiempos de jefe del gobierno capitalino -de 2000 a 2005- cuando recibía a los comunicadores todas las mañanas a las seis. Antes como después de la reunión con Peña Nieto accedió a responder preguntas de los medios y mientras viajaba en su auto, sentado en el lugar del copiloto, bajó la ventanilla y aceptó conversar con un periodista. Lejos parece haber quedado aquel 2006 en que sus simpatizantes cerraron calles de la capital alegando que se había cometido fraude contra él. Una queja similar se produjo nuevamente en 2012.

Ayer martes, que se inició la transición, Peña Nieto y su sucesor mostraron que el proceso podría completarse de manera pacífica.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Nov 2019

Primer premio

2 0 5 9

BADD

Serie: 16 Folio: 15

2o premio

4777

3er premio

4109

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código