PACÍFICO. náufragos PANAMEÑOS EN 2013.

Salvados de las aguas

El rescate de dos panameños el 28 de diciembre en Colombia fue el último de varios casos similares ocurridos durante 2013.
Los pescadores que faenan en aguas del Pacífico saben que el riesgo de zozobrar en el mar está siempre presente. En la foto, Gregorio Torres, náufrago del Reina Elizabeth, es recibido por su familia en el aeropuerto Tocumen, tras su rescate. Los pescadores que faenan en aguas del Pacífico saben que el riesgo de zozobrar en el mar está siempre presente. En la foto, Gregorio Torres, náufrago del Reina Elizabeth, es recibido por su familia en el aeropuerto Tocumen, tras su rescate.
Los pescadores que faenan en aguas del Pacífico saben que el riesgo de zozobrar en el mar está siempre presente. En la foto, Gregorio Torres, náufrago del Reina Elizabeth, es recibido por su familia en el aeropuerto Tocumen, tras su rescate.

Las bocas del río San Juan marcan el límite entre los departamentos de Chocó y el Valle del Cauca, en el Pacífico colombiano. Son costas bastante inhóspitas, en su mayoría cubiertas por tupidos bosques de manglar.

Cerca de esas costas estuvo perdido durante tres días un velero con bandera de Hong Kong, que había zarpado del puerto de Manta, en Ecuador, y se dirigía a Panamá.

Según un reporte del diario El País, de Cali, Colombia, fue una llamada satelital la que alertó sobre el percance que habían sufrido los tripulantes de la embarcación.

Una avería mecánica los había dejado varados en medio del mar, que los trajo y los llevó a su antojo.

Buques de la Armada colombiana encontraron la nave a la deriva, a unos 11 kilómetros de la población de Juanchaco, al norte del puerto de Buenaventura, el más importante de Colombia sobre el litoral Pacífico.

Casi 700 kilómetros le faltaban recorrer al velero para llegar a su destino.

A bordo, tres tripulantes, un colombiano y dos panameños, fueron rescatados con signos de deshidratación.

La Armada colombiana no dio los nombres de los rescatados, que fueron llevados, debido a su condición de salud, a un hospital en Buenaventura.

Todo esto sucedió la víspera del año nuevo, el fin de semana del 28 de diciembre de 2013.

El año que acaba de morir, estuvo marcado por los naufragios en aguas del Pacífico panameño y por los rescates de aquellos a quienes no acompañó la fortuna al hacerse a la mar. Fueron sustos e historias milagrosas que, para los que pueden contarlo, ha sido como volver a nacer.

En marzo del año pasado, cinco pescadores panameños estuvieron perdidos durante un mes, después de que su embarcación, la Reina Elizabeth, sufriera desperfectos mecánicos mientras faenaba, tras zarpar del puerto de Juan Díaz.

El capitán Domingo Guerra y los marinos Carlos Samaniego, Gregorio Torres, Abigaíl Rosales y Víctor Ballesteros fueron rescatados frente a las costas en el límite entre Colombia y Ecuador.

Todos fueron posteriormente repatriados y regresaron al país el 14 de abril.

En agosto, cuatro ciudadanos de nacionalidad vietnamita se lanzaron de la embarcación en la que viajaban en pleno Canal de Panamá.

Los cuatro fueron rescatados con vida y dijeron que querían regresar a su país, sin dar más explicaciones sobre su extraña huida.

En octubre, cerca de isla Cocos, Costa Rica, apareció la tripulación de la nave El Zafiro, tras estar seis días a la deriva. Tres panameños, un nicaragüense y un peruano, fueron hallados con vida.

La nave, con 31 metros de eslora y casco de hierro, se averió tras recibir un “golpe de mar”.

Y en noviembre, siete adultos y un niño de brazos fueron rescatados cerca del faro de Punta Alegre, en Darién. La pequeña embarcación se había quedado sin combustible cuando se dirigía a la población de Mogue.

Un naufragio para la historia

En las aguas del Pacífico panameño ha habido naufragios trágicos. Embarcaciones que hacían la ruta hacia Darién y las islas del archipiélago de Las Perlas se hundieron debido al sobrepeso, por exceso de carga o de pasajeros, que en temporadas de fiestas patronales o en Semana Santa viajan en gran número hacia esos destinos. Hoy ha mejorado la seguridad, aunque sigue siendo precario viajar en esas embarcaciones.

Sin embargo, casi nadie recuerda la época en la que navegar era el único medio de transporte entre la capital y el interior del país. Así era a inicios de la república y el servicio era puntual. Por ello causó consternación la noticia del naufragio del vapor Taboga, con 140 pasajeros, la noche de 23 de mayo de 1911, en la ensenada de Cambutal, provincia de Los Santos. El saldo total de muertos fue de 23.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código