[ KNOCKOUT ]: EMILIO HO

Vendería Quesos Chela solo si con lo que ganara pudiera ser paletero bilingüe

Temas:

Vendería Quesos Chela solo si con lo que ganara pudiera ser paletero bilingüe Vendería Quesos Chela solo si con lo que ganara pudiera ser paletero bilingüe
Vendería Quesos Chela solo si con lo que ganara pudiera ser paletero bilingüe Flor Mizrachi

Difícilmente hay un panameño que no relacione el interior de nuestro pequeño gran país con Quesos Chela. El protagonista del Knockout de hoy es Emilio Ho, el hombre que lleva la batuta de ese icónico lugar.

¿Dónde está el éxito de una empresa de chinos en medio de la nada que vende productos étnicos de todos los países?

Sí, raro: en la tenacidad de hacerlo chollygourmet, porque no es bonito siquiera. Y en ser curioso y golosísimo.

¿Por qué, siendo chino, no vende ningún producto chino?

No veo qué hacer… de lo chino contribuye mi perseverancia, mi paladar.

Quesos Chela empezó con Chela Lau de Bern en 1969. Ella luego se enfermó. Un día de 1984 su suegro estaba en Santa Ana limpiándose los zapatos y…

Se encontró a un amigo que se dedicaba a bienes raíces. Le preguntó si había algo por ahí para acomodar a sus hijos, y lo demás es historia.

Los chinos son comerciantes, no industriales…

Ninguno de nosotros es ingeniero. Nuestra salsa está en el comercio. Si se fabrica y no se vende, se quedó. Pero hemos aprendido lo aburrido. Desde novio estoy en esto. Me arrastraban todos los fines de semana para allá.

¿Cuándo ha tenido bajas el negocio?

Solo por fallas administrativas. El mercado siempre ha sido noble.

Acaba de abrir un local en Panamá. ¿No le afecta la economía de la que los demás se quejan?

No. Tuve que darle con un palo a mi mujer para subir los precios, pero tocó. Al menos no achicamos la empanada ni cambiamos la harina. Eso hubiera sido ser desleal con quienes nos son leales.

¿Por qué demoró tanto en abrir en la capital?

Porque somos bien lentos. Nos da ñáñara salir de la zona de confort, que de por sí es un rush. Tenía el local hace dos años, y para que veas lo ñañaroso que soy, todavía no lo he inaugurado.

Demoró buen rato en hacer los baños…

Sí, mil años. Daba pena.

¿Qué espera para poner una máquina de atención de numeritos?

No sirve. Gasté dos veces en eso y ahí está en el depósito. Lo que funciona es que la gente se acomode ahí.

¿Dónde hace la fila que los otros le hacen a usted?

Te tengo que ser sincero. No formo fila ni para el desayuno de Lung Fung.

¿Se cuela?

Bastante. Y no por corrupto sino por la frecuencia de consumo. Soy gordito con mérito. En democracia todo el mundo es igual, pero hay unos más iguales que otros.

Quesos Chela y los políticos…

Billy Ford iba y le decía a mi suegra: “Belleza linda, mamita, ¿tú cómo estás, mi amor? Bella te ves”. Y Margoth Fontaine era una ternura. Compraba suspiritos para sus perros y le ponía el carrizo en la boca al esposo.

¿Quién no hace fila?

Hay quienes llaman, piden y cuando llegan buscan y ya. Pero los políticos no: para ellos la fila tiene valor. Ahí chocan mano, besuquean…

¿El Toro hace fila?

No se baja.

¿Martinelli llegaba e invitaba a todo el mundo?

Sí, muchas veces.

¿Eso es común?

No, manejan perfil bajo.

Tres negocios prósperos en época de vacas flacas.

Lung Fung, Riba Smith, Napoli.

¿Quién hace mejores quesos que ustedes?

Modestamente... Pero Quesos Che es muy bueno.

Le ofrecen comprarle Quesos Chela a cada rato. ¿En cuánto lo vendería?

En algo que ni yo ni mis hijos volviéramos a trabajar. Que pueda viajar, comer y joder el resto de mi vida. Vendería Quesos Chela solo si con lo que ganara pudiera ser paletero bilingüe.

Lo más extraño que le han pedido.

Unos canadienses llegaron pidiendo queso para una locura no vista allá, que básicamente es papa frita con queso y gravy. Siempre resuelvo esos problemitas.

Por ser hijastro de Chela, ¿Herman Bern come empanadas gratis de por vida?

Nunca lo he visto comerse una empanada.

¿Qué le pondría a una empanada para los políticos mentirosos?

Ají chombo.

¿Qué producto ha quitado porque no gustó?

Más que eso, he quitado productos porque nos olvidamos de hacerlos. Queremos ser dizque industriales pero somos folclóricos y chambones.

¿El panameño prefiere el arroz con porotos o lo gourmet?

Lo que sea pero que sepa bien. Y prueba cosas nuevas.

Lo más vendido.

La empanada de queso.

¿Cuántas vende en un día flojo?

Entre 2 mil y 3 mil.

¿Y un día como hoy?

El doble. ¡Que se agarre McDonalds que lo alcanzo!

¿Cuánta gente hace esa cantidad de empanadas?

Seis o siete. A mano. Y hemos estado a punto, pero nunca se nos han acabado.

¿Cuántas personas se saben esa receta?

Dos.

¿Quién es Ceferino Luna, el maestro de sus quesos?

Un joven que abrigamos desde muy temprano, con un don divino. Está encargado del desarrollo de todos los productos.

¿Y la viejita callada que siempre estaba en la caja hasta hace unos años?

Margarita, mi suegra. Falleció hace año y medio.

¿No han probado hacer chicheme de dieta?

No vale la pena. No sería divertido. Pero vamos a coger consciencia. Este año queremos reducir 5% de azúcar en todos los productos.

Responda a quienes dicen que los lácteos son malos.

Ignorantes. Mentira, soy ofensivo pero que no se note... Pero en serio: eso es paja.

¿Ha pensado hacer productos con leche de soya, almendra y esas cosas?

Iría contra mis principios. No es natural. Nosotros somos auténticos engordadores de gente. Nunca hemos ocultado la verdad. Y la verdad es que lo rico engorda.

Sus mayores competencias en el interior.

Me da pena decirlo pero nunca he visto…

¿Quesos Mili?

Fue.

¿Margoth?

Soy admirador, pero es distinto.

¿Cuál es el acuerdo con el señor que vende empanadas afuera de Quesos Chela?

Ninguno. A mí una empanada más o una menos no me va a hacer más rico. Él y los demás que venden ahí sí viven de eso. Son parte de la magia del negocio.

¿Se ha sentido alguna vez víctima de la xenofobia?

Sí. Cuando un negro me dice “chino macaco” le digo: “Cuando mi gente ya se sentaba en la mesa, los tuyos todavía colgaban de un árbol”. Lo veo como un chiste, pero no me dejo. Arnulfo Arias persiguió a los extranjeros. Eso existe desde siempre. El secreto es no dejarse.

Algo por mejorar.

Los empaques. Tenemos los más feos del mercado.

¿No cree en “lo que ya se vende, para qué tocarlo”

Pensaba así, pero hay que aplicar la filosofía japonesa del kaizen: mejora continua.

PERFIL

Licenciado en Finanzas. Trabajó en  Pribanco, Chase, Banistmo y TeleRed. Es directivo de FSU y director ejecutivo de Grupo Vitanova, madre de seis negocios, entre ellos Quesos Chela.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

SEGURIDAD Advierten del aumento de las estafas telefónicas en Azuero

Exhortan a la población a presentar las debidas denuncias.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Abr 2019

Primer premio

1 8 6 7

DCCC

Serie: 8 Folio: 6

2o premio

2342

3er premio

1279

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código