CIUDAD. Historia de un bar cómplice.

Una barra para trabajadores

Jornaleros calificados en tareas de albañilería, plomería o electricidad pasaban horas en la cantina La Luz en espera de un contrato.
Tanta fama tenía la cantina La Luz, que cuando se supo de su inminente demolición, no faltaron quienes se retrataron, orgullosos, con el pintoresco local. CORTESÍA/Dimas Botello. Tanta fama tenía la cantina La Luz, que cuando se supo de su inminente demolición, no faltaron quienes se retrataron, orgullosos, con el pintoresco local. CORTESÍA/Dimas Botello.
Tanta fama tenía la cantina La Luz, que cuando se supo de su inminente demolición, no faltaron quienes se retrataron, orgullosos, con el pintoresco local. CORTESÍA/Dimas Botello.

El tramo que principia la calle Séptima de Parque Lefevre se siente vacío y mudo. El inmueble La Luz ha caído. Lo mismo le ha sucedido a otras edificaciones de su época que, cual efecto dominó, son derrumbados en este sector de la ciudad, donde el sonido del taladro ya es parte de la cotidianidad.

Con el obligado derrumbe de las paredes de la cantina La Luz también se ha esfumado la mano de obra más antigua del pintoresco barrio levantado en la década de 1940 como una alternativa de vivienda para los trabajadores de la Zona del Canal y sus familias que vivían en condiciones de hacinamiento en el centro de la ciudad de Panamá.

Luego de su construcción, La Luz fue un sitio en el que la soledad nunca imperó. En la planta alta había cuartos de alquiler y en la planta baja funcionaban una abarrotería y una cantina. Esta última se convirtió en un punto de referencia para la búsqueda de contratos en oficios como albañilería, electricidad y plomería.

“¿Necesitas un plomero? ¡Vete a La Luz!”, aconsejaba el arquitecto Antonio Quinzada. Cualquier parroquiano que necesitara servicios técnicos con urgencia podía acercarse a este lugar.

Aunque esos plomeros, albañiles y electricistas, en su mayoría de avanzada edad, pronto se ganaron el despectivo apodo de “borrachines”, sus contratistas les reconocían su pericia y el cumplimiento de su trabajo a satisfacción.

A Luis Tovío, de 62 años, le divierte recordar el bar de la barriada que dejó de existir hace cinco meses. Él es el nieto de Eduardo Tovío, un maestro de obra, quien levantó bloque por bloque aquel edificio de dos pisos en compañía de Luis Eduardo Tovío (hijo de Eduardo Tovío y padre de Luis), quien ahora tiene 85 años.

A los Tovío les tomaría seis meses levantar este edificio, recuerda Luis. A lo largo de su historia, dice, La Luz nunca cambió de nombre, pero sí de dueños.

La Luz se constituyó de esta manera en el segundo edificio de notable altura en el Parque Lefevre de 1945, puesto que le antecedía la insigne Iglesia de Piedra, como primera estructura que se instauró por obra y gracia de las donaciones de recién establecidos en el sector, que en el coloquio se le distinguía como La Sabana.

El primer propietario del inmueble, según Tovío, fue “Manuel Ho, un asiático que posteriormente le heredó el negocio a su hijo Carlos Ho”, lo que dio por resultado una continua sucesión de administradores. A muy pocos les interesó el emblema del sitio, más allá de la venta de tragos y de punto de encuentro para los pequeños negocios.

La contratación de trabajadores se manejaba con cordialidad. La mecánica era la misma: alguien entraba y a voz de grito preguntaba: “¿Hay algún plomero?”. El de la barra levantaba la mano, se tomaba lo que quedaba de su trago y preguntaba: “¿Qué es lo que quiere?”. “Eran buenos en lo que hacían, incluso si alguno no lograba resolver el daño, llamaban a otro ´bueno y sano´ que era el que los dirigía”, atestigua Carlton Brown, un vecino del área.

Víctor Cedeño es uno de los plomeros más jóvenes que aún mantiene vivo en su memoria el espíritu del sitio. Todavía ejerce de plomero en el área. Anticipándose a la desaparición de La Luz decidió ubicarse en un pequeño local próximo a la vía España.

Aún recuerda aquel día caluroso del 5 de marzo de 1983. Todos querían tomarse una foto con el personaje que visitaba el país. Desde La Luz vio cuando pasó Juan Pablo II en su “papa móvil”. El Papa viajero se detuvo saludando a la multitud que se agolpaba en las aceras agitando pañuelos blancos.

NOMBRE e INCÓGNITA

El nombre de La Luz es una verdadera incógnita. Sin embargo, los vecinos creen que tal vez se debió a los rayos solares que entraban por las rendijas de las puertas a gran altura de la cantina.

El lugar adoptó un estilo parecido al de las tabernas del lejano oeste de Estados Unidos, donde acudían los vaqueros a beber, entretenerse y cerrar uno que otro negocio. El letrero de La Luz, escrito en mayúscula, de color azul, hacía contraste con la pintura blanquecina que cubrió el inmueble de forma inalterable por los 69 años que existió.

Las torres de Parque Lefevre

Un conjunto de propiedades horizontales le dará al corregimiento de Parque Lefevre un nuevo rostro. El derrumbe de las antiguas instalaciones, en donde se ofrecían servicios generales, desde lavanderías, venta de piezas de autos, confecciones de ventanas, reparación de llantas y mecánica, ha dado cabida a proyectos habitacionales de alta densidad.

Por ejemplo, al lado de la Iglesia de Piedra, la constructora Haus erigirá una torre llamada Alegría, que contará con 183 apartamentos distribuidos en 20 pisos con cuatro niveles para estacionamientos, detalló Ricardo Chávez, ejecutivo de la promotora.

La obra dispondrá de locales comerciales en la planta baja. Mientras que en la esquina contraria al famoso templo, en el espacio que era ocupado por La Luz, se construirá un estacionamiento destinado a la venta de autos usados, según dio a conocer Abel Castillo, encargado de la publicidad del negocio desde GTO Vallas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código