FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

AUTORIDADES REVELAN PERFIL DE LÍDER DE NARCOCARTEL

Un capo apodado ´el Viejo´

Desde el cartel de Medellín, José Parra se instaló en Panamá hace 16 años y, según las autoridades, ahora trabajaba para las FARC.

Poco se sabe del pasado en Colombia de José Indalecio Parra Marmolejo, alias el Viejo. Los reportes judiciales y periodísticos solo indican que perteneció al extinto cartel de Medellín, que controló el envío de cocaína hacia Estados Unidos en los años 80 y principios de los 90, en directa asociación con el temido capo y también finado Pablo Escobar Gaviria.

Sin embargo, Parra Marmolejo tiene una larga historia en Panamá desde que se instaló, en 1995, hasta que fue apresado, en septiembre pasado, como líder de un narcocartel que trabajaba con el Frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para el trasiego de cocaína hacia Centroamérica.

Según el fiscal primero de Drogas, Javier Caraballo, el Viejo (de 60 años) controlaba rutas marítimas por el Caribe, y terrestres, para lo cual usaba como fachada una empresa de transporte.

En los últimos años, según la información oficial recabada por el Ministerio Público, el narcocartel supuestamente liderado por Marmolejo Parra había logrado enviar unas 18 toneladas de drogas a Estados Unidos, a través de diferentes países.

Antecedentes

Pero, ¿cómo y cuándo llegó a Panamá? De acuerdo con los escasos reportes existentes, el Viejo escapó de Colombia por lo menos un año antes de que su patrón Escobar Gaviria fuera ultimado tras meses de un cruento cerco policial, en diciembre de 1993.

Casi 10 meses antes de ese acontecimiento, Parra Marmolejo apareció en Costa Rica luego de ser capturado por su supuesta relación con un cargamento de fusiles AK-47 que sería enviado a territorio neogranadino.

Dicen los registros judiciales de la época que aquellas armas de guerra, procedentes de Nicaragua, tenían como misión esencial “reforzar los cuerpos de seguridad” de Pablo Escobar, que en aquellos días libraba una batalla campal, no solo contra el ejército y la policía de su país, sino contra el temido grupo conocido como los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar).

Con el Viejo fueron detenidos, procesados y condenados dos ciudadanos costarricenses. Sin embargo, Parra Marmolejo logró burlar a las autoridades del vecino país, y dos años más tarde ingresó a territorio panameño, desde donde manejaría su negocio durante 16 años.

Una vez en Panamá comenzó a utilizar el nombre de su primo Samuel Parra García, y dio inicio desde la provincia de Darién a sus primeros contactos y negocios con la guerrilla de las FARC, líderes del mercado de la cocaína en Colombia, según los estamentos de seguridad de ese país.

En este punto de la historia se cruzan algunos eventos y fechas, que ni las mismas autoridades de la Fiscalía de Drogas han logrado esclarecer aún.

Por ejemplo, los reportes señalan que en 1991 el Viejo fue procesado, condenado y encarcelado por 10 años en Panamá, debido a un caso de drogas registrado en la provincia de Colón.

Además, indican que en 1997, cuando se suponía que estaba preso, se le detuvo y vinculó con el decomiso de tres kilos de cocaína dentro de un vehículo. Por este caso, supuestamente, fue condenado a cinco años de cárcel.

De acuerdo con una fuente de la Fiscalía de Drogas, el enredo podría estar en que el involucrado en esos casos y condenas no fue el Viejo, sino el primo, a quien le había suplantado su identidad.

Lo formal

De cualquier forma, el fiscal Caraballo confirmó que en 2000, Parra Marmolejo fue apresado por un caso de drogas en el que también fue mencionado el exagente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) David Viteri (hoy prófugo); y que en 2005 se le capturó junto con otras dos personas tras la incautación de 256 kilos de cocaína, 49 fusiles AK-47, dinero en efectivo y dinero falso. Por este último caso, el Juzgado Segundo Penal de La Chorrera le concedió un sobreseimiento provisional, que fue apelado por la Fiscalía de Drogas y aún no ha sido resuelto, según se informó.

“Parra evadió la acción de la justicia durante años, y daba la apariencia de no estar en la actividad criminal; se movía en círculos comerciales y empresariales para pasar de agache como narcotraficante”, destacó un investigador de la Fiscalía de Drogas consultado para la elaboración de este perfil.

El negocio

Y es que Parra Marmolejo estableció un negocio lícito en La Chorrera –Transporte HPG–, desde el que controlaba y camuflaba las operaciones del narcocartel. Esa empresa se dedicaba al transporte de carga nacional y era la fachada perfecta, según la fiscalía.

Residenciado en una “acomodada” casa en La Mitra, distrito de La Chorrera, Parra Marmolejo instaló a varios de sus más cercanos colaboradores en pequeños negocios legales situados a lo largo de ríos y comunidades de la costa abajo y la costa arriba de Colón, así como en las costas del norte de la provincia de Veraguas y en el propio distrito de La Chorrera, desde donde daba apoyo a las FARC para sus narcoenvíos hacia Centroamérica.

Entre sus cooperadores más cercanos, la Fiscalía de Drogas acusó a Elías Mata, alias Papo Mata; y a César Ortega Mata, conocido como Manteca.

“Estas personas, a pesar del área en la cual residen, que corresponde a un área de difícil acceso, mantienen equipos de comunicación satelital, residencias de gran terminación y sumas razonables de dinero”, dice un informe de la Fiscalía Primera de Drogas.

Dentro del llamado narcocartel trabajaban también los hijos, yernos, suegros, y la concubina de Parra Marmolejo, todos con una vida de alto perfil que, al final, llamó la atención de las autoridades. La mayoría de esos colaboradores era usada como testaferro para el “depósito” del dinero procedente del narcotráfico.

“Son los llamados a lograr que se desconozca la procedencia de los fondos ilícitos, logrando la adquisición de bienes muebles e inmuebles y la inversión en el mercado del transporte de carga. Es clara, entonces, la diseminación del capital”, puntualiza el referido informe.

Tacoma

Hace dos años, el Ministerio Público puso la mirada en este grupo y, gracias a la cooperación de la DEA, la Policía Nacional, el Servicio Nacional Aeronaval, y otras entidades públicas, dieron seguimiento a la mayoría de sus miembros.

La operación concluyó en septiembre pasado con la detención de 80 personas, 35 de las cuales, sin embargo, fueron descartadas posteriormente. A las otras 45 se les formularon cargos por delitos relacionados con drogas: 24 están detenidas (entre ellas el Viejo, quien está en La Joya), y una goza de medida cautelar porque está embarazada.

Los detenidos se han acogido al Artículo 25 de la Constitución para no declarar en su contra. La fiscalía le ha podido secuestrar varias cuentas bancarias ligadas al grupo, con unos 50 mil dólares.

Se buscó al abogado de el Viejo, Carlos Herrera Morán, para que diera su versión, pero no contestó las llamadas a su celular.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código