Análisis

La no reelección, una encrucijada

Temas:

El reciente sentimiento antirreeleccionista en Panamá está justificado y es, al mismo tiempo, poco sofisticado. No está claro si es masivo o minoritario ni si llegará con fuerza a las elecciones, pero existe. Se puede decir que quienes lo promueven ven en la reelección la fuente de los incentivos institucionales que rompe lo más básico del principio de representación: que los diputados respondan a un proyecto político y a ciertos ideales de la democracia.

El único o más importante proyecto de un político no puede ser mantenerse en el cargo. Pero, la sofisticación de la propuesta es poca porque sus promotores saben lo que no quieren, pero apenas intuyen lo que sí quieren. Tampoco sospechan las consecuencias de su empeño.

La representación política implica que haya un vínculo ideológico entre representados y representantes, y este no ha sido constituido en nuevas ofertas con proyectos de país.

De tal manera que, con los posibles nuevos diputados, la decepción podría mantenerse, aunque ninguno quiera reelegirse y no malversen los recursos. Además, las expectativas de una nueva representación son muy distintas porque dependen de los sistemas de ideas de cada persona, aunque todo el electorado sea antirreeleccionista. En otras palabras, la antirreelección no es un proyecto político.

Otra consecuencia será que, aunque todos los diputados del próximo periodo sean nuevos, los procesos de formulación de políticas públicas no serán mejores, como exige el canon “eficientista” de las capas medias. Estos procesos necesitan que los diputados tengan cierta experiencia y que haya relaciones de confianza entre ellos. Si la mayoría fueran nuevos, estas condiciones no se cumplirían.

¿Acaso la falta de sofisticación de la propuesta antirreeleccionista es suficiente para desestimarla? Claro que no, los acontecimientos de los últimos años la justifican, pero eso no excluye que sea necesario mayor responsabilidad política de quienes la promueven.

¿Pueden hacer algo los diputados para aplacar ese intento de barrer con (casi) todos? Parece ser tarde para ello, pero la clave estaría en recuperar el vínculo con el electorado: la integridad política, el buen uso de su autonomía y un mayor apego a los ideales de la democracia.

El autor es politólogo

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Jul 2018

Primer premio

9 0 3 3

DADB

Serie: 12 Folio: 12

2o premio

8375

3er premio

8150

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código