[LIBIA]

Saif al Islam Gaddafi, ¿de verdugo a reo?

La historia reciente de Libia parece escribirse con apenas horas o días de diferencia. La muerte violenta del exdictador libio Muamar al Gaddafi no solo ha puesto fin a la misión de “liberación” por parte de la OTAN: Saif el Islam, delfín político del fallecido líder libio, estudia entregarse a la Corte Penal Internacional (CPI), la misma cuya jurisdicción el extinto régimen nunca reconoció.

Muestra de que los acontecimientos históricos en Libia se suceden a ritmo de vértigo fue la noticia, confirmada esta semana a DPA por la CPI de La Haya, de que Saif está “en contactos indirectos e informales”, mediante intermediarios, con la fiscalía del alto tribunal penal de Naciones Unidas, para estudiar “si le conviene o no” entregarse. “Se trata de contactos indirectos. Se le ha garantizado, como a todos los sospechosos, un juicio justo”, comentaba a DPA uno de los portavoces de la Corte, cuya jurisdicción, en el marco de Naciones Unidas, no reconocía el régimen de Gaddafi, al igual que siguen sin hacerlo, entre otros estados miembros de la ONU, Israel o Estados Unidos.

Esa es otra muestra de lo que el futuro nuevo gobierno democrático de Libia, a través del Consejo Nacional de Transición (CNT), deberá hacer en los próximos tiempos: ponerse a la hora del mundo moderno y, especialmente, hacer los deberes en materia de derecho internacional, lo cual, además de reconocer a la CPI, pasa por arrojar la máxima luz sobre las circunstancias de la muerte brutal de Gaddafi, presumiblemente linchado por un grupo de exaltados afines al CNT.

No se trata de un mero detalle anecdótico. Por ejemplo, si Saif, de quien se cree está ahora mismo oculto en Níger, decide entregarse a La Haya, deberá hacerlo en un país que sí reconozca la jurisdicción de la CPI: después sería transportado en un avión directamente del país en el cual se halle hasta la Corte de La Haya.

Aunque ya no exista justicia para Gaddafi (incluso la tuvieron los criminales nazis en los juicios de Núremberg en 1945), quizás ahora quienes apuestan por organizar una transición pacífica en Libia, sin revanchismos ni enfrentamientos intestinos, mediante un proyecto civilizado de reconciliación nacional, podrían respirar con alivio si viesen llegar a Saif a La Haya.

Su nombre, al igual que el de su padre, y el del exjefe de la inteligencia militar del régimen, Abdullah al Senussi, figuran en sendas órdenes internacionales de detención emitidas a petición del fiscal jefe de la corte, el argentino Luis Moreno Ocampo.

Aparte de Gaddafi, cuya orden de detención ha sido anulada por motivos obvios, el fiscal considera a Saif y a Al Senussi responsables directos de haber organizado ataques contra civiles, además de haber contratado a mercenarios para combatir a las fuerzas de la OTAN durante el operativo “Protector Unificado”, que acabó ayer, y a los rebeldes del CNT.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Abr 2018

Primer premio

9 2 7 7

CBCB

Serie: 21 Folio: 7

2o premio

6804

3er premio

2770

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código