En el campo de batalla

Perdida por siglos, ´La batalla de Anghiari´ de Da Vinci podría salir a la luz gracias a un equipo de investigadores encabezado por Maurizio Seracini.

La sala de los Quinientos del Palazzo Vecchio de Florencia sería uno de los templos más grandes del arte occidental, pues estarían frente a frente los frescos de Da Vinci y Miguel Ángel, pintados casi en contemporaneidad. Por supuesto, si hubiera sido ejecutado y finalizado como se tenía previsto en la época.

Lo cierto es que, el pasado 12 de marzo, un grupo de investigadores liderados por el ingeniero italiano Maurizio Seracini, sorprendió con la noticia de que el fresco “La batalla de Anghiari”, que el artista debía pintar en uno de los muros del salón, en efecto existe, escondido tras una falsa pared que contiene otro fresco, “La batalla de Scannagallo”, de la autoría de Giorgio Vasari, pintor, arquitecto e historiador, famoso por su compilación de biografías en la obra Vida de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos (1550).

La investigación

Seracini, experto en diagnósticos de arte, con laboratorio y cátedra en la Universidad de California, estudió durante 36 años la posibilidad de la existencia del fresco de Da Vinci que se creía destruido a mediados del siglo XVI.

Luego de la primera fase de este estudio, que de acuerdo con la información publicada por la BBC consistió en “utilizar una sonda endoscópica, con una cámara para observar lo que está detrás, la cual fue insertada en la pared donde está ubicado el fresco de Vasari”, el experto presentó pruebas que apoyan su tesis: en primer lugar, una muestra con material negro recogida tras el fresco de Vasari que contiene una composición química similar al pigmento negro utilizado por Da Vinci en La Gioconda y el San Juan Bautista.

La sonda mostró una capa con material de color beige sobre la pared, que solo podía haber sido aplicada con un pincel y, de la misma manera, se ha confirmado que existe un espacio de cerca de 14 o 15 milímetros entre ambas obras.

La polémica se desató entre los detractores de dicha investigación. Según la BBC, historiadores y expertos en arte firmaron una petición para detener la investigación porque las perforaciones están dañando la obra de Vasari.

Tomaso Montanari, historiador de arte que lidera la oposición, dijo que no considera “que la fuente de estos hallazgos sea creíble”, mientras que el alcalde de Florencia, Matteo Renzi, declaró que la obra de Da Vinci debe ser descubierta.

Ya en 1977 los investigadores estadounidenses Travers Newton y John Spencer habían tocado el tema de la localización del fresco de Leonardo bajo el de Vasari en el libro On the Location of Leonardo´s Battle of Anghiari.

UNA PRÁCTICA ´COMÚN´

Transcurrían los primeros años del siglo XVI y la capital florentina quería inmortalizar en los espacios del Palazzo Vecchio su glorioso pasado en la guerra.

Miguel Ángel, luego de realizar el estudio preparatorio para su fresco, abandonó el encargo al ser llamado por el papa Julio II a trabajar en Roma.

Da Vinci probablemente trabajó en el dibujo preparatorio de La Batalla de Anghiari en 1503 y se desconocen las razones por las que no llegó a término, aunque se maneja la hipótesis de que se debiera a una falla en la técnica experimental que el genio utilizó.

Giorgio Vasari, biógrafo de Leonardo, pintó “La Batalla de Scanagallo” 60 años después del supuesto Da Vinci y se estima que la separación encontrada por Seracini entre ambas obras podría ser una pared falsa que el artista realizó para no dañar el Da Vinci.

El escritor español Rafael Argullol, en un texto publicado el pasado martes en El País, explica que “los términos en que se expresa Vasari sobre la pintura de Leonardo en Las vidas son tan desmesuradamente elogiosos que se hace difícil pensar que se halle dispuesto a sustituir “La batalla de Anghiari”, una obra maestra sin precedentes, en su opinión, por una pintura suya”.

En las propias palabras del biógrafo renacentista, “sería imposible expresar la increíble habilidad que demostró en la forma y los rasgos de los caballos, que Leonardo, más que ningún otro maestro, creó en toda su osadía, músculos y graciosa belleza”.

Lo extraño, de acuerdo a Argullol, es que Vasari, al describir la obra en dicho texto, escribe una parte en presente como si la obra existiera en el momento de la publicación (1550) y luego hace un giro al pasado haciendo pensar que la obra no está en existencia.

En este contexto, el escritor considera la posibilidad de que Vasari haya visto y descrito el cartón preparatorio o alguna de las copias que se hicieron de esta, incluyendo una atribuida a Rubens que en la actualidad puede verse en el Louvre.

Expertos aseguran, como cita Argullol en su texto, que el que los artistas pintaran sobre las obras de predecesores suyos era una práctica habitual en el Renacimiento y que de esa manera se perdieron verrocchios, botticellis, ghirlandaios, algo impensable hoy.

Sin duda se trata de una obra maestra, de cierto barroquismo en la violencia del movimiento de los personajes de la escena: jinete y caballo parecen luchar con la misma crudeza en contra del enemigo, dejando de lado la idealización de la guerra para mostrarla en toda su inclemencia y brutalidad.

La obra perdida por siglos podría volver a apreciarse luego de que concluya la investigación de Seracini, que se encuentra “en la fase preliminar”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PRD PIDE INVESTIGACIÓN Varela dice que es víctima de un ataque político

El mandatario planteó que a veces le gustaría ser candidato o un ciudadano más para poder defender su verdad y su historia de vida pública.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código