ENLACE

El deleite por una boda real y global

El príncipe Enrique y su novia, la actriz estadounidense Meghan Markle se casaron ante los ojos de la realeza y las figuras del entretenimiento de Hollywood.

Los famosos que estuvieron en el Castillo de Windsor

Temas:

El deleite por una boda real y global El deleite por una boda real y global
El deleite por una boda real y global

El príncipe EnriqueMeghan Markle se miraron a los ojos y se prometieron amor eterno ayer sábado al casarse frente a cientos de miembros de la realeza, celebridades y amigos en la Capilla de San Jorge, mientras millones alrededor del mundo seguían la ceremonia por televisión.

La agraciada ciudad inglesa de Windsor brilló en este cálido día de verano. Decenas de miles de personas atestaron sus calles y parques para presenciar el espectacular pero elegante enlace.

La deslumbrante ceremonia de ayer sábado mezcló el antiguo ritual inglés con la cultura afroamericana del presente. Expandir Imagen
La deslumbrante ceremonia de ayer sábado mezcló el antiguo ritual inglés con la cultura afroamericana del presente. Reuters

Duque

Para dar inicio a las festividades, la reina Isabel II honró a su nieto pelirrojo de 33 años con un nuevo título: duque de Sussex, haciendo de Markle duquesa de Sussex.

La boda fue un acontecimiento mundial gracias a la posición de Enrique como miembro sénior de la realeza británica y la fama de Markle como protagonista de la serie de televisión estadounidense Suits durante siete años.

La pomposidad y ceremonial de la boda —con oraciones y tradiciones anglicanas, música clásica, un coro góspel y un recorrido en carreta por Windsor— fue vista por decenas de millones de televidentes alrededor del mundo.

El deleite por una boda real y global Expandir Imagen
El deleite por una boda real y global

Vestuario

La actriz estadounidense acogió su nuevo papel británico en un elegante vestido de seda blanco de la diseñadora inglesa Clare Waight Keller.

Su velo traslúcido —que le llegaba hasta la cintura por delante y se extendía metros por detrás— incluía referencias florales a los 53 países en el Commonwealth, el grupo de países que corresponde al antiguo Imperio Británico y que es encabezado por Isabel II.

El palacio dijo que además de las flores del Commonwealth, el velo también tenía dos plantas elegidas por Markle: wintersweet y, en un guiño a su lugar de nacimiento, la amapola californiana.

El príncipe Enrique y su hermano Guillermo, el padrino, lucieron elegantes trajes militares oscuros, con guantes blancos y los uniformes de gala con levita del regimiento de caballería real Blues and Royals.

Enrique mantuvo intacta su barba pelirroja, una decisión que había desatado apuestas en Gran Bretaña antes de la boda.

Markle, cuya madre, Doria Ragland, estuvo presente, caminó al altar sola al principio y entonces fue acompañada por el príncipe Carlos y 10 pajecitos y damitas de honor.

El deleite por una boda real y global Expandir Imagen
El deleite por una boda real y global

Mientras se acercaban hacia él, Enrique le dijo a su padre: “Gracias, pa”. Y a Markle: “Te ves increíble.”

Markle se veía tranquila y segura al pronunciar sus votos sin la menor alteración de su voz. Sonrió ampliamente mientras el arzobispo de Canterbury Justin Welby los declaró marido y mujer. Enrique se veía un poco nervioso, pero feliz.

El oficio en la capilla reflejó las raíces estadounidenses de Markle.

El reverendísimo Michael Bruce Curry, líder afroamericano de la Iglesia Episcopal, citó al líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr. en el “poder redentor del amor” al pronunciar el sermón, y las selecciones musicales incluyeron versiones de Stand By Me, de Ben. E. King y Amen/This Little Light of Mine, de Etta James.

La flamante pareja real se besó al salir de la capilla. La multitud clamó y continuó vitoreando mientras Enrique ayudaba a su esposa a doblar la cola de 5 metros (16½ pies) para subir a una carreta Ascot Landau y comenzar su procesión por las calles de Windsor.

La policía dijo que más de 100 mil personas alinearon la ruta. La carreta descapotada fue jalada por cuatro caballos Grey de Windsor y pasó entre la gente, que ondeaba banderas y documentaba el momento con teléfonos celulares.

El deleite por una boda real y global Expandir Imagen
El deleite por una boda real y global

Parientes

Entre los parientes en la ceremonia estuvieron el príncipe Jorge, de 4 años, y la princesa Carlota, de 3, hijos del príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge. Otros familiares incluyeron a Charles Spencer, el hermano de la difunta madre de Enrique, la princesa Diana; y las primas del príncipe Zara Tindall y las princesas Beatriz y Eugenia.

También asistió la familia de la cuñada de Enrique: sus padres Carole y Michael Middleton, su hermana Pippa Middleton y su hermano James Middleton.

La exnovia de Enrique Chelsy Davy también estuvo presente, al igual que Sarah Ferguson, la duquesa de York, exesposa del príncipe Andrés, tío de Enrique.

Irene Bowdry, una abogada de California, estaba entre la multitud que atestaba las calles de Windsor. Compró su pasaje a Inglaterra tan pronto se anunció la fecha de la boda. “Una estadounidense en la familia real, ¿no es emocionante?”.

La ceremonia incorporó tradiciones de una monarquía que se remonta a 1066, más un halo de modernidad. Expandir Imagen
La ceremonia incorporó tradiciones de una monarquía que se remonta a 1066, más un halo de modernidad. Reuters\AP\AFP

Público

Los seguidores de la realeza habían acampado afuera del castillo durante días, y la policía británica reforzó la seguridad con perros rastreadores, barricadas y patrullas alrededor de la ciudad.

“Windsor está absolutamente estallando de emoción”, dijo el historiador real Hugo Vickers. “Hay fotos troqueladas de Meghan y Enrique en la vidriera de cada tienda. Hay banderines por todos lados. Nunca he visto tanta gente en las calles de Windsor”.

Es un momento de transición en la monarquía británica, que parece lleno de esperanza, mientras Guillermo y Enrique, los dos hijos de Carlos y Diana, ocupan su lugar en el centro de la escena con aplomo creciente.

Muchos en la multitud, como Ana Karukin, una enfermera brasileña que vive en Florida, dijo que vino a presenciar un momento histórico. “Tenemos que estar aquí para él y para ella, mi Meghan, para apoyarlos, porque es un momento hermoso”, expresó. “Desearía que Diana estuviera aquí, pero ella está en el cielo protegiéndolos”.

Los famosos que estuvieron en el Castillo de Windsor

Miles de invitados elegantemente vestidos y admiradores   entusiastas de la realeza, acudieron a la ceremonia en Windsor.  Estrellas como Oprah Winfrey, Idris Elba, Elton John, George y Amal Clooney  y David y Victoria Beckham, fueron algunos de los primeros en llegar al Castillo de Windsor. Están entre las 600 celebridades miembros de la realeza, deportistas y amigos de la familia, invitados  a la Capilla de San Jorge donde la boda comenzaba al mediodía.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

prácticas anticompetitivas España investiga a Sacyr y a FCC

 Desde junio de 2017, el organismo español investiga a las siete compañías.
Tomado de internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Oct 2018

Primer premio

1 3 7 9

CADB

Serie: 21 Folio: 10

2o premio

9879

3er premio

5703

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código